El nuevo coronavirus circulaba por Barcelona en marzo de 2019, según muestras de aguas residuales

Newsweek México

Investigadores de la Universitat de Barcelona (UB) detectaron la presencia del coronavirus en muestras de aguas residuales de Barcelona recogidas el 12 de marzo de 2019 en un estudio en colaboración con Aigües de Barcelona.

El repositorio ‘medRxiv’ ha publicado los resultados que indicarían que la infección estaba presente “mucho antes de que se tuviera constancia de cualquier caso de COVID-19 en el mundo”, ha informado la UB en un comunicado este viernes.

La pandemia de coronavirus a nivel mundial se decretó el 11 de marzo mientras que el estado de alarma en España se implementó el 14 de marzo de 2020.

Lee más: España e Italia salen de la cuarentena: continúa el desconfinamiento en Europa

Se ha demostrado que hay cantidades de genoma del coronavirus en las heces, que posteriormente llegan a las aguas residuales, por lo que la epidemiología basada en estas aguas es “una herramienta potencial de alerta precoz” de la circulación del virus entre la población.

Así, se identificó la aparición de genomas entre principios de enero y principios de marzo de 2020, lo que adelanta la cronología de su llegada a España: ya el 15 de enero se detectaba la presencia del virus, 41 días antes de la declaración del primer caso.

Estos resultados han impulsado a los investigadores a analizar algunas muestras congeladas entre enero de 2018 y diciembre de 2019, con el resultado de encontrar genomas en marzo de 2019, antes de la notificación de cualquier caso de en todo el mundo.

Entérate: El coronavirus ya estaba en aguas residuales de Italia en diciembre de 2019

Asimismo, todas las muestras han resultado negativas a excepción de la del 12 de marzo de 2019, que ha mostrado niveles de SARS-CoV-2 “muy bajos pero que ha dado claramente positivo con una prueba PCR”.

Los investigadores creen que, dado que la mayoría de casos de COVID-19 muestran una sintomatología similar a la gripe, podrían haber sido confundidos con esta enfermedad en los centro médicos de la ciudad. 

El coordinador del trabajo, Albert Bosch, dijo que “haber detectado la difusión del SARS-CoV-2 con un mes de anticipación, habría permitido una mejor respuesta a la pandemia. 

Con información de Europa Press y La Vanguardia