Viruela del mono: un caso sin antecedente de viaje y la duda de si existe transmisión comunitaria en el país

·6  min de lectura
Las lesiones cutáneas que causa la viruela del mono
Las lesiones cutáneas que causa la viruela del mono - Créditos: @iStock

El hombre de 36 años que contrajo viruela del mono en la Argentina activó una alerta sobre la circulación local de un virus con más de 1600 casos en 39 países; en la mayoría no se había oído hablar de la enfermedad hasta hace poco. El paciente permanece aislado en su domicilio y bajo seguimiento clínico. Es el tercero detectado a nivel nacional en tres semanas, pero el primero sin antecedente de viaje reciente a destinos que están notificando contagios.

El viernes pasado, el Ministerio de Salud de la Nación informó que las pruebas hechas en Anlis Malbrán sobre las muestras de las lesiones (vesículas) en la piel del paciente, que vive en la ciudad de Buenos Aires, habían dado positivo para el virus de viruela símica. Lo que todavía no pudo determinar la investigación epidemiológica es si contrajo la infección por contacto con alguien que haya estado expuesto al virus durante un viaje reciente o si es parte de una cadena ya de transmisión comunitaria.

Santa Catalina: la perla natural del conurbano que está amenazada por la posible venta de sus terrenos

El hombre, según se pudo reconstruir desde que se conoció el caso, consultó la primera semana de este mes en un sanatorio privado porteño porque había empezado a tener dolor de cabeza, seguido de dolor de garganta y fiebre. La primera sospecha diagnóstica apuntó a una faringitis y le indicaron antibióticos, con un seguimiento durante cuatro días. Los síntomas continuaron hasta que, el martes de la semana pasada, notó la aparición de lesiones cutáneas que se distribuyeron por la cara, el cuello, las manos y los pies.

Ese día, se le tomaron muestras del líquido de esas vesículas en el sanatorio y se enviaron al laboratorio nacional de referencia en el instituto Malbrán. A las 48 horas, se confirmó el resultado y se comunicó al centro de salud que había derivado las muestras.

Fiebre, cefalea, dolor muscular o de espalda, cansancio o decaimiento general preceden a la aparición de la erupción cutánea
Fiebre, cefalea, dolor muscular o de espalda, cansancio o decaimiento general preceden a la aparición de la erupción cutánea


Fiebre, cefalea, dolor muscular o de espalda, cansancio o decaimiento general preceden a la aparición de la erupción cutánea

El paciente informó a los profesionales tratantes que no había viajado recientemente a otros países. Indicó, además, que previo a la aparición de los síntomas había tenido relaciones sexuales con más de una persona del mismo sexo, sin protección, en una misma oportunidad. Pero no proporcionó más información sobre el lugar y las personas para la investigación epidemiológica. No contar con esos datos en la reconstrucción de una cadena de transmisión impide rastrear contactos e intervenir con medidas de salud pública para evitar nuevos contagios. Especialistas consultados coincidieron en que se desconoce en qué proporción la infección puede ocurrir sin síntomas o pocos como para pasar inadvertida.

Ante la consulta de LA NACION, desde el Ministerio de Salud porteño, que tiene a su cargo el seguimiento del caso, indicaron que el paciente está con buen estado de salud general, aislado y asintomático, excepto por la erupción en la piel.

El aislamiento con esta enfermedad dura unos 28 días o hasta que se cae la costra de la última lesión. En ese momento, ya no hay riesgo de contagio.

Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta por la aparición de casos de viruela del mono en países no endémicos, se investiga si este virus se puede transmitir por vía sexual. Esa es una de las incógnitas por responder. El contacto físico estrecho, incluidas las relaciones sexuales, sigue siendo la principal forma de contagio. La transmisión ocurre a través del roce con las lesiones de la piel o la manipulación sin protección de elementos que pudieron estar expuestos (prendas, ropa de cama, toallas o utensilios). También puede ser por vía respiratoria.

Grupos de riesgo

Por el momento, la OMS emitió guías de recomendaciones para dos grupos de riesgo, que replican agencias de salud de Estados Unidos o Europa, actual epicentro del brote.

Uno es el personal de salud, incluidos los profesionales y los técnicos que manipulan las muestras en los laboratorios; se indica el uso del equipo de protección personal (EPP) y el seguimiento durante por lo menos 21 días. El otro son los hombres que tienen sexo con hombres (HSH) y bisexuales, dada la información epidemiológica, aunque las recomendaciones no quedan limitadas a esa población: “Es importante señalar que el riesgo de contraer viruela símica no está reducido a los HSH –precisan las guías–. Cualquiera que tenga un contacto físico estrecho [piel con piel, cara con cara o boca con piel] con una persona con síntomas está en riesgo”. Se recuerda la importancia, en este contexto, del uso de preservativo, que previene las infecciones de transmisión sexual (ITS).

El virus ya provocó más de 1600 casos de viruela del mono en 39 países
El virus ya provocó más de 1600 casos de viruela del mono en 39 países - Créditos: @SCIENCE PHOTO LIBRARY


El virus ya provocó más de 1600 casos de viruela del mono en 39 países (SCIENCE PHOTO LIBRARY/)

“Los modos de transmisión durante el contacto sexual siguen siendo desconocidos. Si bien se sabe que el contacto físico cercano puede conducir a la transmisión, no está claro qué papel juegan los fluidos corporales sexuales, incluidos los vaginales y el semen”, indicó el Ministerio de Salud nacional al confirmar el tercer caso.

Los síntomas más comunes son fiebre, cefalea, dolor muscular o de espalda, cansancio o decaimiento general, que preceden en pocos días a la aparición de la erupción cutánea.

Las medidas de prevención que aconseja la cartera sanitaria incluyen “evitar el contacto estrecho con personas que presenten síntomas compatibles (incluido el contacto íntimo o sexual con personas durante el período de enfermedad). El riesgo de transmisión aumenta en actividades sexuales con múltiples personas, por eso quienes hayan participado en este tipo de eventos deben prestar atención a su estado de salud durante los próximos 21 días y realizar una consulta médica ante la aparición de síntomas compatibles con la enfermedad”.

Ayer, funcionarios de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indicaron que en la región hay 230 casos de viruela símica confirmados, incluidos los tres de la Argentina: un residente bonaerense que había vuelto de España, como anticipó LA NACION; un turista español y, el más reciente, el joven de 36 años sin antecedente de viaje. El primer caso conocido ya dejó la internación en el centro privado del barrio porteño de Saavedra, donde estuvo aislado desde el 20 de mayo.

“El riesgo [de contraer la infección] para la población general sigue siendo bajo y todavía tenemos la posibilidad de contener el brote”, dijo Carissa Etienne, directora de la OPS, durante una conferencia de prensa, en la que participó LA NACION. Señaló, además, que la “prioridad” para la oficina regional de la OMS es respaldar la detección para interrumpir los contagios.

Etienne anticipó también que, como ocurrió con el Covid-19, “pronto” la OMS le asignará un nuevo nombre a la viruela del mono.

Comité de emergencia

El director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, convocó al Comité de Emergencias el próximo jueves para evaluar si el brote de viruela del mono es, como ocurrió con Covid-19, una emergencia de salud pública de interés internacional. “No queremos esperar hasta que la situación esté fuera de control”, dijo anteayer en conferencia de prensa el director adjunto para la respuesta a emergencias de la OMS, Ibrahima Socé Fall.

El funcionario señaló que, al momento, en Europa el riesgo de propagación es epidemiológicamente “alto”, mientras que en el resto del mundo es “moderado”. Reconoció, además, que existen “lagunas” sobre cómo se está transmitiendo el virus.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.