Violento desalojo de migrantes en el norte de Chile

·1  min de lectura

La policía chilena desalojó el viernes a centenares de migrantes irregulares que acampaban en una céntrica plaza pública de Iquique, en el norte del país, en medio de la resistencia de muchos que no tienen adónde alojarse ni medios para subsistir.

Ante la presencia policial que llegó a la Plaza Brasil de Iquique, 1.800 kilómetros al norte de Santiago, se escuchó a muchos entonar el himno nacional de Venezuela, pero ante la insistencia policial para que se marcharan del lugar algunos empezaron a forcejear con los agentes, lanzaron piedras y botellas. El coronel de la policía uniformada Andrés Arenas dijo que cinco migrantes fueron detenidos y que una agente fue golpeada con una botella en la cabeza.

“Esto es una recuperación de espacio público que nace de una resolución que emana en julio de la gobernación”, dijo Arenas a la prensa.

La plaza pública de Iquique, que fue declarada en riesgo sanitario, es ocupada desde hace meses por sucesivas familias, muchas con menores y bebés, que están a la espera de poder trasladarse a la capital chilena en busca de trabajo y vivienda.

La prensa local estima que el viernes había más de un centenar de familias y que la mayoría se retiró del lugar, aunque hacia media tarde decenas seguían resistiéndose a dejar la plaza.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.