Violencia policial en Estados Unidos: el dramático tiroteo a un enfermo mental hace rebrotar las protestas por la violencia policial contra los afroestadounidenses

Redacción - BBC News Mundo
·5  min de lectura
Protesta en Filadelfia
Centenares de personas salieron a la calle pocas horas después de que se supo de la muerte de Wallace.

Disparos en el pecho y el hombro terminaron con la vida de Walter Wallace y reavivaron las protestas contra la violencia policial hacia los afroestadounidenses en Estados Unidos, en esta ocasión en la ciudad de Filadelfia (Pensilvania).

El incidente se produjo el lunes en la tarde, cuando dos agentes de la policía dispararon después de pedirle a Wallace que soltara un cuchillo que llevaba en una mano.

Los reportes señalan que el afroestadounidense no soltó el arma que portaba y en lugar de ello avanzó hacia los funcionarios de seguridad.

Después se conoció que el fallecido sufría una crisis de salud mental cuando ocurrió todo.

Y su padre cuestiona por qué los policías no usaron otros métodos para neutralizarlo en lugar de disparos letales.

Esto es lo que se sabe del incidente que vuelve a generar protestas callejeras por la violencia racial que denuncian las comunidades negras en Estados Unidos. La ciudad decretó un toque de queda para contener las manifestaciones de protesta.

¿Qué pasó el lunes?

La policía informó que dos agentes respondieron a una denuncia contra un hombre con un arma en el vecindario de Cobbs Creek, en el oeste de Filadelfia, a media tarde del lunes.

Wallace sostenía un cuchillo cuando los agentes se acercaron y, en lugar de seguir las órdenes de soltar el arma, "avanzó hacia ellos", según la versión oficial.

Ambos dispararon "varias veces" hiriendo al involucrado en el hombro y el pecho. Después, según la información oficial, uno de los agentes lo llevó a un hospital, donde fue declarado muerto.

Las imágenes que luego fueron compartidas en redes sociales muestran a los dos agentes apuntando a Wallace mientras él caminaba hacia ellos.

Policías
Se reportó que al menos 30 agentes policiales resultaron heridos entre el lunes y martes.

En los videos se ve cómo los uniformados le gritan que suelte el cuchillo como preámbulo de los disparos.

El padre de Wallace le dijo al periódico The Philadelphia Inquirer que su hijo tenía problemas de salud mental y estaba tomando medicamentos.

"¿Por qué no usaron una pistola eléctrica?", se preguntaba el padre.

En una conferencia de prensa realizada el martes, las autoridades informaron que los agentes hicieron siete tiros cada uno.

Los policías, que no han sido identificados, llevaban cámaras corporales, pero no llevaban armas taser (eléctricas).

Wallace, de 27 años, tenía trastorno bipolar y, según el abogado de la familia, su esposa se lo dijo a los agentes antes de que le dispararan.

La mujer está embarazada, de acuerdo a los reportes.

¿Cuál fue la reacción?

En las noches del lunes y martes cientos de manifestantes marcharon en Filadelfia.

Las protestas provocaron que la Guardia Nacional y la policía refuercen su presencia en la ciudad y las autoridades señalan que 30 agentes de seguridad resultaron heridos durante los enfrentamientos, lo que provocó este miércoles el toque de queda en horario nocturno.

También se acusó a los manifestantes de saquear negocios durante los disturbios.

Protesta contra la policía
91 personas fueron detenidas por las protestas el lunes.

Las marchas comenzaron pacíficamente, pero degeneraron en violencia a medida que avanzaba la noche.

Las brigadas antidisturbios llegaron en patrullas, bicicletas y autobuses.

Ante la violencia, las tiendas de la ciudad cerraron temprano y colocaron barricadas.

Según The Philadelphia Inquirer, los manifestantes también intentaron levantar trincheras improvisadas utilizando contenedores de basura.

Se estima que el lunes fueron más de 300 personas las que salieron a las calles y 91 resultaron arrestadas.

De acuerdo a medios locales, un agente de policía tuvo que ser trasladado a un hospital con una pierna rota y otras heridas luego de ser golpeado por una camioneta.

Filadelfia también fue centro de grandes protestas en mayo tras la muerte de George Floyd después de ser asfixiado por un policía en Minnesota.

Protesta en Washington D.C.
La muerte de George Floyd generó protestas multitudinarias

¿Qué dicen las autoridades?

Hablando en un mitin de campaña el martes, el presidente Donald Trump intentó vincular a los manifestantes con su rival demócrata Joe Biden.

"Anoche [lunes] Filadelfia fue destrozada por radicales que apoyaban a Biden", indicó.

"Treinta agentes de policía resultaron heridos, algunos de gravedad. Biden está con los alborotadores y yo con los héroes de las fuerzas del orden", añadió.

Por su parte, en una declaración conjunta, Biden y su compañera de fórmula, Kamala Harris, señalaron que no pueden aceptar que "una crisis de salud mental termine en una muerte".

"Hace que la conmoción, el dolor y la violencia del tiroteo sea mucho más dolorosa, especialmente para una comunidad que ya sufrió tanto trauma", agregaron.

También condenaron los saqueos denunciados el lunes y los calificaron de un crimen.

Protesta
El presidente Donald Trump condenó los disturbios producidos en Filadelfia.

Filadelfia es la ciudad más grande de Pensilvania, un estado considerado clave para la definición de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

El alcalde Jim Kenney (demócrata) indicó que el video del tiroteo genera "preguntas difíciles que deben ser respondidas" y esperaba una "resolución rápida y transparente" del caso.

¿Quién era Walter Wallace?

Wallace era un rapero aficionado y solía grabar canciones sobre temas como la violencia policial con armas de fuego y la injusticia racial, según familiares y vecinos, que lo describieron como un "hombre de familia tranquilo".

The Philadelphia Inquirer informó que era padre de ocho hijos y que pasó por tribunales durante su vida adulta. Tenía pendiente un juicio por presuntas amenazas, pero estaba retrasado debido a la pandemia de coronavirus.

También se declaró culpable de robo, asalto y posesión de un instrumento delictivo en 2017, después de derribar la puerta de una mujer y ponerle un arma en la cabeza, según reportó un medio afiliado a la cadena ABC en Filadelfia.

Antes, en 2013, se declaró culpable de agresión y resistencia al arresto después de golpear a un agente de policía en la cara, y un juez le ordenó someterse a una evaluación y tratamiento psiquiátricos.

Es difícil obtener datos sobre el número de personas discapacitadas que mueren a manos de la policía en EE.UU.

Existen estimaciones que sugieren que alrededor de una cuarta parte de las personas que fallecen en interacciones con la policía presentan alguna discapacidad mental o física.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.