Por violencia, policías piden portar arma en Villa de Álvarez

·1  min de lectura

COLIMA, Col., junio 7 (EL UNIVERSAL).- Ante la situación de inseguridad que se vive en Colima, la presidenta de Villa de Álvarez, Esther Gutiérrez, buscará que los policías de este municipio puedan portar armas en sus días de descanso.

Previo al homenaje realizado al agente Francisco Antonio Brizuela Bravo, asesinado el pasado sábado durante su día de descanso, la edil se reunió con los policías municipales, quienes pidieron poder llevarse sus armas al terminar su turno de trabajo, pues temen por sus vidas.

Gutiérrez señaló que aunque la ley no permite que los policías municipales porten armas fuera de su horario laboral, pero reconoció que ante una situación tan compleja esta dinámica tiene que cambiar, por lo que buscará una reunión con el secretario de Seguridad Pública del gobierno del estado, Manuel Llerandi, quien estaría facultado para autorizar esta medida.

"Vamos a exigir a la Fiscalía General de Justicia del Estado que esclarezca este hecho, porque ¡ya basta! ¡Ya basta de tantas agresiones a nuestra corporación policiaca! ¡Ya basta! Ya van tres ataques y eso no puede ser posible", indicó la alcaldesa durante el homenaje póstumo al agente abatido.

Desde el pasado 25 de enero, fecha en que nueve reos fueron asesinados en el penal de Colima y se hizo pública la ruptura entre el Cártel de Jalisco Nueva Generación y el grupo delictivo Los Mezcales –lo que ha derivado en la actual ola de violencia en la entidad– han sido asesinados ocho policías, cuatro de ellos municipales, tres estatales y un policía investigador de la Fiscalía General de la República.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.