Violencia contra las mujeres, el gran pendiente en Oaxaca

·4  min de lectura

OAXACA, Oax., mayo 30 (EL UNIVERSAL).- A pesar de las iniciativas de los gobiernos federal, estatal y local por combatir la violencia de género contra las mujeres, incluyendo la alerta de violencia de género para 40 municipios de la entidad, las múltiples modificaciones a la ley para sancionar y prevenir la violencia política y la acción de la justicia para detener a feminicidas, las cifras que dejará la administración saliente muestran un panorama desalentador para las mujeres oaxaqueñas.

Desde el inicio del sexenio hasta el 26 de mayo pasado, sumaban 637 muertes violentas de mujeres a lo largo y ancho de la entidad, de las cuales 55 sucedieron en lo que va de 2022, de acuerdo con el conteo del Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos (GESMujer).

Pese a que Oaxaca cuenta ya con legislación que reconoce y sanciona la violencia política contra las mujeres en razón de género, a través de la Ley Estatal de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Género y Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Oaxaca, entre diciembre de 2021 y abril de 2022, 52 quejas por violencia política en razón de género fueron presentadas ante el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).

Además, Oaxaca es una de las tres entidades del país con mayor impunidad en homicidio doloso, ya que sólo dos de cada 100 casos de mujeres víctimas de muerte violenta obtienen justicia; casos emblemáticos como el de la fotoperiodista María del Sol Cruz Jarquín, cuya madre, la periodista Soledad Jarquín, lleva cuatro años tocando todas las puertas sin obtener justicia, dan cuenta de ello.

También destaca el caso de la saxofonista María Elena Ríos, primera víctima de ataque con ácido en el estado, quien vive las consecuencias del ataque de sus agresores, mientras que el autor intelectual del intento de feminicidio permanece en libertad.

Señalar también que esta administración dejará un registro de, al menos, mil 677 desapariciones de mujeres, de acuerdo con Consorcio Oaxaca.

Este panorama supone no sólo un reto, sino una gran responsabilidad que pesará en los hombros de la próxima persona que gobernará el estado, ya que de su gestión y acciones dependerá que las mujeres oaxaqueñas puedan acceder a una vida libre de violencia.

En virtud de que no fue posible realizar el primer debate de candidatas y candidatos, en el que se tocarían los temas de seguridad, igualdad entre hombres y mujeres, así como atención a población en situación de vulnerabilidad, EL UNIVERSAL elaboró una serie de preguntas para ser respondidas por las y los aspirantes a la gubernatura de Oaxaca.

---Solución de mano con la ciudadanía

La intervención de la sociedad civil en las propuestas y acciones para combatir la discriminación contra las mujeres, brechas de género y violencia contra ellas es una alternativa, en ello coinciden, desde diferentes perspectivas, el candidato del PRI, Alejandro Avilés Álvarez, y Mauricio Cruz, candidato independiente indígena.

Mientras que el abanderado tricolor propone la creación de un consejo consultivo integrado por la sociedad civil, que se encargue de atender diversas problemáticas, entre ellas de la igualdad de género, el candidato zapoteco plantea una convención estatal de Oaxaca integrada por autoridades, mujeres y hombres líderes de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicana, e incluso va más allá, con la idea de una asamblea permanente de mujeres.

Acompañamiento

El apoyo que da el Estado a las mujeres víctimas de violencia de género debe atenderse con asesoría, protección y acompañamiento, coinciden las aspirantes Alejandra García Morlán, Natividad Díaz y el aspirante Bersahín López, quienes proponen la creación de refugios o albergues en la entidad.

A esta propuesta, la candidata del PAN y el de Nueva Alianza agregan un elemento: que también se les otorgue capacitación laboral con el fin de que las mujeres, sus hijas e hijos puedan salir adelante.

En el caso de Salomón Jara, candidato de Morena, promueve la creación de instancias especializadas en atender estos casos; mientras que Jesús López Rodríguez, independiente indígena, señala que debe aumentar considerablemente el presupuesto que se destina al rubro.

Capacitación obligatoria y paridad

La mayoría de las candidatas y candidatos coinciden en que la impunidad en los casos de feminicidio y violencia recaen sobre la estructura burocrática, a falta de seguimiento, sensibilización y formación en igualdad de género; la falta de paridad de género en los cargos públicos, señalan, también incide sobre la impartición de justicia.

Paridad de género en el gabinete y en dependencias gubernamentales en general, prometen Alejandro Avilés, Alejandra Morlán, Mauricio Cruz y Salomón Jara.

Mientras que Bersahín López plantea capacitación y Jesús López Rodríguez apuestan por educación desde la infancia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.