Violencia. Intentaron quemar la vivienda del sospechoso de un asesinato

LA NACION
·2  min de lectura

Un joven de 23 años fue asesinado hoy a balazos en el partido bonaerense de San Pedro y por el crimen detuvieron a un sospechoso, al que familiares de la víctima intentaron prenderle fuego la casa, informaron fuentes judiciales.

El hecho se registró antes del mediodía en Farrel al 400 de la localidad de Santa Lucía. Fuentes judiciales informaron a Télam que todo comenzó cuando la víctima, identificada como Rodrigo Paz, estaba frente a la sede de un club local y por el lugar pasó un automóvil. Los ocupantes del vehículo mantuvieron un intercambio con el joven y se fueron, pero a los pocos minutos regresaron para atacarlo con un arma de fuego.

Según las fuentes, Paz recibió dos balazos que le causaron la muerte casi en el acto, mientras que el agresor se escapó del lugar.

"Gracias por las 120 lucas verdes": el mensaje tras el robo de una caja de seguridad

La fiscal de la causa, Viviana Ramos, dispuso un operativo para tratar de detener al presunto autor material, un hombre de 30 años a quien testigos lo señalaron como la persona que cometió el ataque. De esta manera, el sospechoso, apodado "El Rosarino", fue arrestado cerca de Pergamino y quedó a disposición de la funcionaria judicial.

Los investigadores creen que el crimen fue cometido en el marco de una disputa por la venta de estupefacientes en la zona.

Tras enterarse de lo sucedido, familiares y amigos de la víctima intentaron prender fuego la vivienda del detenido, pero la policía bonaerense pudo evitar esa venganza.

Luz de Infancia VII. Un comisario, docentes y empleados públicos detrás de una banda de pedofilia

Las fuentes añadieron que siete personas fueron aprehendidas por ocasionar los disturbios y, alguna de ellas, por portación de arma de fuego.

La fiscal Ramos indagará entre mañana y el lunes al acusado por el delito de "homicidio agravado por el empleo de arma de fuego".