Violencia de género. El mensaje que le dejó el agresor a una de las profesoras en Instagram

LA NACION
·2  min de lectura

Un hombre -identificado como Sebastián Villarreal- ingresó al estudio de danzas El Club, ubicado en Federico Lacroze 2090, en el barrio de Belgrano, y atacó a dos profesoras con un cuchillo. Los primeros testimonios de allegados a la academia indicaron que el atacante es un alumno de la institución. Además,una amiga de las víctimas señaló que el joven acosaba a una de ellas, y ayer, antes del ataque, le dejó un mensaje en sus redes sociales.

"A practicar mucho y mejorarla a full, gracias por esta hermosa clase", escribió el agresor en la publicación de Instagram. La mujer se mostraba agradecida por volver a las clases presenciales, luego de las restricciones por la pandemia de Covid-19.

Ayelén, amiga de las profesoras, aclaró que ninguna de ellas tenía una relación sentimental con Villarreal -una versión que había circulado en los primeros minutos- y añadió: "Es un chico que viene acosándola [a Julieta] hace tiempo. Le escribe constantemente, le manda fotos, él tenía clase ahora con ella".

La mujer, entrevistada para el canal TN, contó: "Tenía una obsesión con Julieta y la buscaba constantemente. Se sentía muy incómoda todo el tiempo. Yo doy clases con ella y le escribe todo el tiempo, es obsesivo".

En esa misma línea, detalló: "Se sentía incómoda con los mensajes, con su presencia, es una persona muy absorbente este chico. Todo el tiempo queriendo hablarle a Juli, constantemente. Pensamos que venía con una patología de él, con un problema de él, pero ya llegaba un momento que se ponía muy densa la cosa y la molestaba a la hora de dar clases, la interrumpía, quería fotos constantemente con ella, la hacía sentir incómoda todo el tiempo".

Ayelén comentó que su amiga no habría recibido ninguna amenaza previa de parte del atacante, pero insistió: "Era muy obsesivo en contestarle, me escribía a mí, le escribía a ella todo el tiempo. Le mandaba videos bailando. Es alumno de las dos".

Por último, reflexionó: "Estoy temblando, a la persona la conozco y jamás pensé que iba a hacer eso. Y uno no se imagina hasta que lo hace, entonces es tener un poco de precaución, notar algo raro y denunciarlo, porque esto salió bien pero podría haber no salido bien".

Otra compañera de las víctimas, desde el lugar del hecho, sostuvo para los medios: "Es alumno del club y acude a las clases, pero nunca pensé que podía pasar algo así. Era un alumno como cualquier otro". Además, indicó: "Sé que el chico admiraba mucho a Juli, pero no parecía estar de esta manera psicológicamente. Sé que pedía fotos, que subía a sus redes videos de Juli".