Violencia en Siria toca a Turquía y a Líbano

ANKARA, Turquía (AP) — Siria bombardeó el lunes un edificio de seguridad que había sido tomado por insurgentes en la frontera con Turquía, lo que dejó 11 heridos y provocó que decenas de civiles cruzaran a territorio turco, informó un funcionario de ese país.

Un día antes, soldados libaneses intercambiaron disparos con rebeldes sirios al otro lado de la frontera, indicaron medios de comunicación, lo que azuzó los temores de que la revuelta más larga y letal de la Primavera Arabe pudiera desatar una guerra en la región.

Mientras tanto, el presidente ruso Vladimir Putin se dirige a Turquía para conversaciones que probablemente se verán opacadas por las diferencias entre ambos países sobre la situación en Siria.

Desde que comenzó el alzamiento popular contra el régimen del presidente Bashar Assad en marzo de 2011, los combates entre los insurgentes sirios y las tropas del régimen se ha extendido a los países vecinos en varias ocasiones, incluidos Turquía, Israel y Líbano.

Un caza sirio le arrojó dos bombas a un edificio de seguridad tomado por los rebeldes en un área a unos 300 metros (328 yardas) de la frontera turca, dijo un funcionario de la alcaldía en el poblado fronterizo de Ceylanpinar, en Turquía.

Ambulancias turcas acudieron a la frontera y 11 sirios heridos fueron trasladados al hospital de Ceylanpinar para que recibieran tratamiento, informó el funcionario, el cual habló a condición de guardar el anonimato en consonancia con las normas del gobierno turco que le prohíben a los servidores públicos hablar con periodistas si es que no cuentan con una autorización previa.

Cargando...