Violencia. Un cuerpo con treinta disparos, el sello de la banda más salvaje

Germán de los Santos
·3  min de lectura
En Villa Gobernador Gálvez se denunciaron este año 20 homicidios derivados de la lucha por el control de la venta minorista de drogas
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

ROSARIO.- En una trama en el que el narcotráfico aparece como disparador de una seguidilla de venganzas, fue ejecutado de 30 balazos un hombre de 40 años en Villa Gobernador Gálvez, ciudad vecina a Rosario, donde en agosto pasado estalló una batalla por el control del negocio del narcomenudeo tras el crimen de Ariel Gaeta, alias "Jerry", que derivó en la detención de uno de los gerentes de Los Monos en la zona, Héctor Noguera.

Diego Delfino, de 40 años, quien vivía en Villa Gobernador Gálvez, fue ejecutado de 30 balazos el martes a la noche. Sus familiares contaron a la policía, según señalaron fuentes de la investigación, que el móvil del crimen podría ser el robo de un teléfono celular que le habrían sustraído a la víctima unas horas antes de asesinarlo.

El crimen se produjo poco antes de las 21 de este martes en Obligado y Mármol. Según fuentes de la investigación, en el lugar del hecho no hay cámaras de seguridad y se recolectaron 33 vainas servidas calibre 9 milímetros que serán sometidas a pericias. Los primeros informes médicos señalan que el cuerpo de Delfino, que quedó tirado al lado de su moto, presentaba 30 impactos de disparos.

Por la cantidad de municiones utilizadas en el homicidio, los investigadores policiales dudan de la hipótesis planteada por los parientes. Voceros de la fuerza advirtieron a LA NACION que la víctima habría sido asesinada en una pelea interna entre facciones de Los Monos, que dominan esa zona vecina a Rosario después de que fuera ejecutado Gaeta a principios de agosto, en un doble crimen en el que también falleció Fernando Rodríguez, de 27 años.

Marcelo Sain. "La amenaza del uso de la fuerza debe ser creíble si enfrente hay narcos como en Rosario"

Uno de los imputados por este doble asesinato es Noguera, conocido como Gordo Dani, un gerente de Ariel Cantero, el líder de Los Monos, que mantiene el dominio de la organización narcocriminal desde el penal de Marcos Paz, según muestran varias causas judiciales en Rosario. Los Monos libraron sangrientos enfrentamientos en esa zona, donde fueron ejecutados tres familiares del clan Bassi, que era uno de los principales enemigos de los Cantero.

Noguera debía eliminar a los competidores del negocio narco y uno de los principales enemigos era Jerry. Después de la muerte de ese narco la zona quedó bajo hegemonía de los Cantero, pero ahora comenzaron a surgir tensiones en ese territorio para ver quién se transforma en el principal aliado de Los Monos, luego de que Gaeta fuera detenido e imputado por la ejecución de Noguera.

Gatillo fácil en Córdoba. Dictan la prisión preventiva a cinco policías detenidos por el asesinato de Blas Correas

"Este año se ha incrementado la cantidad de homicidios entre bandas: llevamos más de 20. Hemos superado la cantidad de crímenes que ocurrieron el año pasado. Nos preocupa esta guerra entre bandas", afirmó este martes el intendente de Villa Gobernador, Gálvez Alberto Ricci.

El 11 de octubre pasado se produjeron dos homicidios en esa localidad, con el mismo sello de la mafia. Manuel Ruiz Díaz, de 39 años, murió tras ser atacado a tiros, que impactaron en el tórax. La noche anterior había sido asesinado a puñaladas Ricardo Rojo, de 38 años.