Violencia criminal alcanza al aeropuerto

CULIACÁN, Sin., enero 6 (EL UNIVERSAL). - Uno de los momentos más tensos de ayer, tras la captura de Ovidio Guzmán, se vivió en el Aeropuerto Internacional Federal de Culiacán, donde criminales dispararon a un avión de pasajeros de Aeroméxico que se disponía a despegar; también atacaron a una nave de la Fuerza Aérea Mexicana.

El avión del vuelo 165 —un Embraer 190— con destino a la Ciudad de México, recibió un impacto de bala en el fuselaje.

En un video que circuló en redes sociales se observó a los pasajeros agachados y se escuchó el llanto de un niño pequeño. En un comunicado, Aeroméxico informó que tras el incidente se activó el protocolo de emergencia. Afirmó que los clientes y colaboradores están a salvo y el vuelo fue cancelado por seguridad.

Posteriormente, la aerolínea dio a conocer que "ante los hechos ocurridos el día de hoy [jueves] quedan canceladas las operaciones programadas para hoy desde/hacia Culiacán, Los Mochis y Mazatlán".

Por su parte, el Aeropuerto Internacional de Culiacán informó que la terminal aérea se cerró de las 08:30 horas hasta las 22:00 horas de ayer jueves, por lo que los vuelos de todas las aerolíneas, hacia y desde la capital de Sinaloa, fueron cancelados.

La aeronave de la FAM. Durante las acciones violentas que siguieron a la recaptura de Ovidio Guzmán, hombres armados ingresaron al perímetro de la terminal de Culiacán y abrieron fuego sobre un avión de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

La aeronave de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) fue atacada al momento de su aterrizaje.

Además del aeropuerto de Culiacán, fue cerrado también el de Mazatlán por seguridad, tanto en vuelos comerciales como de carga. Este jueves por la noche, la terminal de Culiacán informó que "se evaluará en el transcurso de la mañana del viernes" su reapertura.