La inusual vendimia de este año impacta en la calidad del vino español

·4  min de lectura

España ha vivido -está viviendo, recordemos que hasta finales de septiembre el estío no termina- un verano sofocante. Las olas de calor se han sucedido sin dar respiro, con el termómetro agarrado a los 40 grados durante días y días. Una situación de lo más anómala, provocada por el cambio climático, que ha llevado a que la naturaleza haya modificado sus ciclos.. y de qué manera. Uno de los sectores afectados, el del mundo del vino. Nos lo confirmaba Antonio Flores, enólogo y master-blender del grupo bodeguero González-Byass, que elabora el celebérrimo Tío Pepe. "Nunca había visto una vendimia tan temprana en Jerez. El 31 de julio ya se estaba comenzando a vendimiar la uva", nos explicaba en conversación telefónica a principios de agosto.

Las altas temperaturas han adelantado la vendimia. Foto: Getty Creative
Las altas temperaturas han adelantado la vendimia. Foto: Getty Creative

Estas vendimias tempranas se han repetido en la mayor parte de las denominaciones de origen españolas. La pregunta de los aficionados al vino es ¿afectará a la calidad del producto? Pues sí... pero quizá no como nos imaginábamos. En la denominación de origen de Rueda, de donde salen los famosos vinos blancos elaborados con la uva verdejo, explican que la vendimia de este año (que arrancó el 16 de agosto) "está marcada por las condiciones extremas sufridas durante el verano que han hecho que el campo en general y el viñedo en particular sufran una importante sequía, condicionando el envero y la maduración de las uvas. Esto, por otro lado ha permitido a la uva mantenerse en unas condiciones sanitarias excelentes gracias a la ausencia de enfermedades que provoca la humedad, lo que permitirá la obtención de unos mostos y posteriores vino de máxima calidad", comentan desde la D.O (denominación de origen).

Es decir, que puesto que la humedad suele traer consigo enfermedades, la sequía pertinaz puede llevar a que los vinos de esta añada sean excepcionales, aunque esto también depende de cómo se comporte el clima en los próximos días. “Si bien es cierto que algo de lluvia favorecería al viñedo, también lo es que la cantidad y fuerza con la que caiga podría ser perjudicial, por lo que durante los 40-45 días que suele durar la vendimia los viticultores y bodegas están constantemente mirando al cielo, ya que se juegan todo el trabajo de un año en estos días”, afirma Carlos Yllera, presidente de la D.O. Rueda.

La vendimia en la D.O. Sierra de Salamanca se ha adelantado en 2022. Foto: Sierra de Salamanca DOP.
La vendimia en la D.O. Sierra de Salamanca se ha adelantado en 2022. Foto: Sierra de Salamanca DOP.

Que el calor que hemos sufrido puede llevar a que los vinos de este año sobresalgan es algo que también apoyan desde una D.O. más pequeña, la de Sierra de Salamanca, donde la vendimia comenzó un poco más tarde, el 25 de agosto. Desde esta D.O. aportan un dato que habla por sí solo: "El año 2022 está siendo un año extremadamente seco, frente a los 1.000 litros por metro cuadrado de lluvia que se registran normalmente, este año hasta la fecha han caído alrededor de 400 litros de agua", explican.

El nuevo director técnico de esta denominación de origen, Miguel Muela Notivol, reconoce que “la falta de precipitaciones durante la primavera e inicio de verano, sin embargo, ha favorecido la no aparición de enfermedades y una calidad de uva excepcional.” Es decir, a menos humedad, más probabilidades de que los vinos que se produzcan este año puedan ser de la máxima calidad.

En Rueda, las perspectivas de calidad de la vendimia son buenas. Foto: Ruta vino de Rueda.
En Rueda, las perspectivas de calidad de la vendimia son buenas. Foto: Ruta vino de Rueda.

Otra de las D.O. en las que se ha producido un adelanto en los trabajos de recolección de la uva es Rioja. Aunque en un principio se informó de que el adelanto en la vendimia podía ser de hasta dos semanas, finalmente se ha puntualizado que depende de la zona. "La anticipación no es tan acusada en la zona de Rioja Alta y Rioja Alavesa, continuando con lo observado en unos 7-5 días si se compara con la campaña de vendimia del año anterior", explican desde el boletín de maduración con el que dan cuenta de la evolución de la situación. Lo que sí ponen de manifiesto, en coincidencia con otras D.O., es que la uva tiene unas "condiciones sanitarias óptimas".

Finalmente, volviendo a la D.O. de Jerez, lo que sí se pone de manifiesto es, además de "una uva que ha entrado en los lagares muy sana y con un buen nivel de calidad" un descenso importante en el volumen. En los lagares de la D.O. entrarán este año "unos 44 millones de kilos de uva, lo que comparado con los 57,5 millones de la vendimia 2021 supone una caída de la producción del 23,5%", explican.

Una vez conocidos los datos de algunas de las principales D.O. de nuestro país las conclusiones es que, seguramente, los vinos de la añada de 2022 serán de muy buena calidad pero quizá la disminución en la cantidad de uva recogida puede provocar que haya menos vino disponible. Y, a menos botellas en el mercado, ¿asistiremos a una subida del precio? Habrá que estar muy atentos los próximos meses.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: La isla de Lanzarote logra la primera vendimia de invierno en Europa, un desafío al cambio climático