Vinculan a proceso a mujer que simuló un secuestro en Aguascalientes

·5  min de lectura

Por la probable comisión del hecho delictivo de Simulación de Secuestro, Nancy Rosario N N, enfrenta proceso penal, luego de que se llevara a cabo audiencia inicial en su contra, a la que compareció voluntariamente; una vez que el Juez de Control y Juicio Oral Penal con sede en el Primer Partido Judicial escuchó las aportaciones de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro de la Fiscalía General del Estado, resolvió su situación jurídica y le dictó el auto de vinculación a proceso, por lo que permanecerá sujeta a medidas cautelares señaladas en el Código Nacional de Procedimientos Penales, en espera del plazo de un mes para el cierre de la investigación complementaria.

De acuerdo con lo recabado por la Representación Social, el día 24 de febrero de la presente anualidad, siendo las 16:54 horas, la imputada acudió a las instalaciones de la Vicefiscalía de Investigación con el objetivo de presentar una denuncia, argumentando que fue víctima de la comisión del hecho delictivo de Privación Ilegal de la Libertad, ya que unos minutos antes le habían restringido su libertad deambulatoria, además de desapoderarle de la cantidad de $158 mil pesos.

Inmediatamente la Unidad Especializada en Combate al Secuestro, se abocó a las investigaciones correspondientes para el esclarecimiento del hecho delictivo, coordinando esfuerzos entre los elementos de la Trilogía de la Investigación, que se compone del Agente del Ministerio Público y sus órganos auxiliares: Investigación Pericial y la Policía de Investigación.

Derivado de las indagatorias, se logró establecer que la denunciante realizó todos y cada uno de los actos materiales tendientes a simular su secuestro, esto con la única intención de obtener el beneficio monetario de la cantidad anteriormente señalada.

En su denuncia, la fémina expuso que, en la fecha señalada, acudió aproximadamente a las 10:20 horas hacia una sucursal bancaria que se ubica en el fraccionamiento El Dorado de este municipio capital, con la finalidad de hacer un retiro de efectivo por la cantidad de $158 mil pesos, que pertenecían a una cuenta que se encontraba a nombre de un familiar cercano.

Según su versión, luego de realizar el retiro de la fuerte cantidad de dinero, abordó un vehículo de la marca Nissan, línea Sentra en color negro, propiedad de su esposo y comenzó a circular por diversos puntos de la ciudad, siendo que alrededor de 30 minutos más tarde, arribó hasta la calle Ricardo García Mendoza del fraccionamiento López Portillo, en dirección de poniente a oriente y al encontrarse en el cruce con la calle Casimira Arteaga, detuvo por completo la unidad de motor para pasar un tope.

En ese momento, ella manifestó que fue abordada por una persona del sexo masculino, quien abrió la puerta del automotor e ingresó de manera violenta, colocándose en el asiento del copiloto, quien, a través de amenazas, la obligó a que condujera por diversos fraccionamientos y en determinado momento, el sujeto se cambió al asiento trasero, de donde tomó su bolso de mano, con el dinero dentro e incluso expuso que había escuchado el sonido de un arma de fuego.

Acorde con sus dichos, el sujeto le indicó que siguiera derecho e incluso le comentó que le parecía poca la cantidad de dinero de la que se había apoderado; luego de continuar su marcha se percató que arribaban a la comunidad El Sabinal, llegando hasta la fachada de un templo, siendo en ese momento que sintió un fuerte golpe en la mejilla derecha, lo que le ocasionó que perdiera la conciencia.

Según su relato, luego despertó y notó que se encontraba empapada en sudor y con los brazos amarrados al volante con una cuerda y cinta negra; asimismo, con la mirada cubierta por su cubrebocas, momento en el que refirió que empezó a gritar y accionar el claxon del vehículo, lo que llamó la atención de los vecinos de la zona, acudiendo al llamado una mujer, quien abrió la puerta del vehículo.

Transcurridos varios minutos permaneció amarrada al volante, momento en el que arribaron al sitio uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, quienes le brindaron el apoyo correspondiente.

Derivado del suceso, la mujer fue trasladada ante la Representación Social para que diera parte a la autoridad competente, quien inició con las pesquisas, logrando determinar en un primer momento, que la imputada nunca ingresó a la institución bancaria para la realización de transacción alguna, sino que solamente se estacionó por algunos minutos afuera del sitio.

En segunda instancia, la imputada fue captada por las cámaras de videovigilancia que se encuentran en la ciudad, circulando por diversos locales y domicilios particulares, tras lo que se advirtió que en ningún momento se le privó de su libertad deambulatoria, ni mucho menos se le despojó del dinero, resultando evidente que Nancy Rosario, mintió a la autoridad, simulando haber sido víctima del ilícito referido.

Fue así que con los elementos recabados, se llevó a cabo una audiencia inicial a la que compareció voluntariamente, en la que se formuló imputación en su contra y se expusieron los datos de prueba suficientes para acreditar su probable intervención en el hecho delictivo de Simulación de Secuestro, con lo que se obtuvo el auto de vinculación a proceso en su contra y se le sujetó a que acate la medida cautelar de firma periódica mensual ante la Unidad Estatal de Medidas Cautelares, además de la restricción de salir del estado sin autorización judicial, estableciendo el plazo de un mes para el cierre de la investigación complementaria.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.