Vinculan a proceso a hombres disfrazados para recibir dosis

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 8 (EL UNIVERSAL).- Un juez de control vinculó a proceso a dos hombres por su probable participación en los delitos de usurpación de identidad y falsificación o alteración y uso indebido de documentos, luego de que se disfrazaran de personas de la tercera edad y recibieran la vacuna contra Covid-19 en la alcaldía Coyoacán.

"En el caso de estos dos jóvenes que se disfrazaron que recibieron la vacuna como adultos mayores, los dos están detenidos con prisión justificada", informó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo. La delegada estatal de los Programas para el Desarrollo en la Ciudad de México, Cristina Cruz Cruz, explicó que los hombres se vacunaron en el Censis (Centro de Estudios Navales en Ciencias de la Salud) de la Marina.

"Fueron dos chicos, de 30 y 35 años, los cuales usaron documentación de alguna otra persona. Es usurpación de identidad. Al final del proceso de vacunación, una servidora de la nación se dio cuenta por la voz que no coincidía. Fue cuando se llamó a las autoridades y se está siguiendo el proceso necesario. Se denunció. Están en el proceso habitual", detalló.

La Fiscalía General de Justicia (FGJ) capitalina informó que la tarde del 27 de marzo, Christian Alberto "N" y Rubén "N", presentaron documentación falsa para ser vacunados. De acuerdo con la investigación, ambos sujetos acudieron a un centro de vacunación instalado en Calzada de la Virgen, colonia Alianza Popular Revolucionaria, alcaldía Coyoacán, donde exhibieron, cada uno, impresiones de actas de nacimiento y CURP que corresponden a dos familiares directos de Rubén "N".

El engaño fue descubierto por una servidora pública federal, quien observó a los imputados en una actitud inusual y sospechosa, después de que fueron vacunados y se encontraban en el área de observación. Además, independientemente de que ambos sujetos utilizaban los dispositivos de seguridad sugeridos por la autoridad de salud, como son el uso de cubrebocas, careta y guantes, ambos portaban sudaderas con gorro y lentes oscuros que les cubrían los rostros.

Al requerirles nuevamente sus documentos, se estableció que estos posiblemente eran falsos. Al cuestionarle a la jefa de Gobierno capitalino si los sujetos recibirán la segunda dosis, la mandataria expuso que no sabía, puesto que "el tema aquí es que en todos los casos que no se siguen los criterios que deben seguirse, pues se trata como un delito, sobre todo si hubo usurpación de identidad". Precisó que "en otros casos sencillamente, si hay una persona que es funcionario público y que por alguna razón se vacunó y no le correspondía, se separa del cargo".