Vigilarán que se cumplan medidas sanitarias en playas de Sinaloa

·2  min de lectura

CULIACÁN, Sin., marzo 27 (EL UNIVERSAL).- Una fuerza de diez elementos de seguridad, cuerpos de auxilio y fuerzas federales fueron desplazados a las playas y centros recreativos, como parte del operativo de Semana Santa, en el que se vigilara que las familias guarden distancia, porten el cubre bocas y abandonen las playas a las seis de la tarde.

Joel Ernesto Soto, Director de la Policía Estatal Preventiva dijo que el operativo vacacional dio inicio en la zona de la Bahía de Altata, en Navolato, en la que se desplegaron los equipos aéreos, terrestres y acuáticos que serán utilizados para una mejor vigilancia y prestación de ayuda a los visitantes.

Dijo que adicional a los filtros sanitarios que los municipios costeros colocaran en los acceso de las zonas turísticas, se va a vigilar que el aforo de visitantes no sea mayor a un sesenta por ciento de la capacidad y que en playas, riberas de ríos, cada familia, mantenga una distancia mínima, una de otra de veinte metros.

Apuntó que se prohibe la instalación de templetes, enramadas, campamentos, celebración de concursos, bailes o shows artísticos y que los asistentes a las playas, riberas de ríos, lagunas y diques, tendrán que retirarse a las seis de la tarde.

El director de la Policía Estatal Preventiva pidió a las familias que saldrán de vacaciones a diversos puntos del estado, tomar las medidas preventivas de salud en serio, como es el uso del cubre bocas, lavado continuo de manos y mantener la sana distancia.

Asimismo, manifestó que con los helicópteros incorporados al operativo, se mantendrá una vigilancia constante en toda la zona costera del estado, centros ceremoniales y pueblos mágicos para tener un mejor control de los aforos de visitantes.

Se estima que en la Semana Mayor, se tendrá un desplazamiento de más de un millón de personas a 177 puntos de recreos, principalmente a las playas de Mazatlán, en Altata y en Tambor, en Navolato, Las Glorias y Bellavista en Guasave, entre otras.

Las autoridades municipales, con su personal de Protección Civil vigilaran que en los filtros sanitarios que realicen las revisiones de temperatura de los visitantes a los centros de recreo y verifiquen el uso del cubrebocas.