Vigilan que comercio no se desborde en calles del Centro Histórico

CIUDAD DE MÉXICO, enero 4 (EL UNIVERSAL).- El Gobierno de la Ciudad de México supervisará que no haya desborde de comercio en José Joaquín Herrera, desde Vidal Alcocer hasta el Jardín Torres Quintero, en el Centro Histórico, donde cerca de mil 500 comerciantes ofertarán productos a los Reyes Magos.

En recorrido, el director general de programas de alcaldías y ordenamiento de la vía de la subsecretaría de Programas de Alcaldías y Reordenamiento de la Vía Pública, Ricardo Jaral expuso qué hay compromiso de los comerciantes de no invadir vialidades.

"Hemos tenido pláticas con los liderazgos desde antes de iniciar la temporada, precisamente para ponernos de acuerdo sobre cómo van a estar ubicados y cómo vamos a lograr que se garantice la seguridad de las personas y la movilidad. Una prueba de ello es que ahorita estamos el 4 de enero en esta calle donde tradicionalmente, en años anteriores, ya estaba invadido con tres o cuatro filas de puestos".

"En esta ocasión solamente hay una en cada uno de los paramentos, para lograr que la zona central de la calle sirva para que las personas puedan transitar sin ningún problema. Ahorita está abierto el tránsito vehicular solamente para entrar a los estacionamientos. Conforme se llenan éstos y crece la afluencia de las personas, se cierra el tráfico por parte de la Secretaría de Seguridad Ciudadana", explicó.

---Recomendaciones a Reyes Magos

El funcionario capitalino recomendó medidas de seguridad como acudir a la compra sin traer nada que llame la atención, traer en resguardo bien el dinero, estar siempre alerta de lo que está pasando, no distraerse con el celular. Además de acudir con tiempo.

Se estima que las horas de mayor afluencia de personas será entre 5 y 6 de la tarde.