¿Cómo vieron los empresarios a Fernández? Elogios al discurso, dudas sobre la inflación

Jaime Rosemberg

CIUDAD DE MÉXICO.- Valoraron su discurso, lo vieron "racional", abierto a facilitar inversiones y alejado del proteccionismo, aunque se quedaron con ganas de saber más sobre su plan antiinflacionario y los hombres que manejarán la economía.

Fue esa la sensación que se llevaron, según pudo saber LA NACIÓN de fuentes cercanas a dos de los empresarios que anoche cenaron con

en un restaurante del antiguo casco de la estancia Polanco, en el que el presidente electo, a quien no conocían, intentó seducirlos para que inviertan en el país.

Del encuentro, organizado por Alfonso Romo, también empresario y virtual secretario general del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, participó una decena de empresarios "top" del país con intereses e inversiones en Argentina, como Carlos Salazar (Confederación de Empresarios), Máximo Bedoya (Eternium), Eduardo Padilla (Femsa), Blanca Treviño (Softek), Armando Garza Sada (Alfa), y representantes de Bimbo, Cemex, Grupo México y Arca Continental, entre otros.

A los empresarios les llamó la atención que además de sus acompañantes habituales (Felipe Solá, Cecilia Todesca, Matías Kulfas) estuviera presente el dirigente chileno Marco Enríquez Ominami, virtual coordinador de la visita de Fernández y factótum del Grupo de Puebla. De hecho, Ominami habló durante la reunión, pensada para que los poderosos hombres de empresa conozcan el pensamiento del próximo presidente argentino.

Según un testigo, Fernández planteó la necesidad de generar mayor consumo y a, partir de ahí, poner en marcha la economía. "Pero no dijo cómo hacerlo sin generar inflación", detallaron cerca de uno de los empresarios que comieron pescado junto al próximo presidente.

Fernández tampoco dio pistas ante la consulta de quienes compondrán el gabinete económico, aunque la presencia allí de Todesca y Kulfas (que regresa por estas horas a Buenos Aires) fue un claro signo en ese sentido. Uno de los presentes, que calificó de "muy racional" la postura de Fernández, recordó que el mandatario electo se mostró "en contra" del férreo control de precios implementado por Guillermo Moreno en sus épocas de secretario de Comercio de Cristina Kirchner. De todos modos, afirmó que había que "tener cuidado" con la apertura indiscriminada a productos que puedan afectar las industrias locales. Conformes, aunque con ganas de mayores precisiones, se fueron los empresarios mexicanos luego de su encuentro con el presidente electo.

"Argentina ofrece muchas posibilidades de inversión, el mundo puede hacer mucho", afirmó Alberto Fernández, casi como promotor de las inversiones "que no hubo en los últimos cuatro años", según él mismo definió ante la prensa luego de su encuentro con el presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

De inversiones también se habló, y de forma extensa, en el encuentro a solas que Fernández sostuvo con el empresario Carlos Slim, en el hotel Camino Real Polanco, dónde se hospeda el presidente electo, antes de la cena con empresarios.