Viento impide combatir incendio forestal en Santiago, Nuevo León

·2  min de lectura

MONTERREY, NL., marzo 24 (EL UNIVERSAL).- Debido a ráfagas de viento de más de 90 kilómetros por hora, que se registraron este día en la zona serrana del municipio de Santiago, donde permanece activo un incendio desde el lunes de la semana pasada, por seguridad del personal no fue posible realizar labores de combate al fuego ni por tierra ni por aire, informó Protección Civil de Nuevo León.

El fuerte viento, derivado de la entrada del frente frío número 44 de la temporada, complicó los trabajos del personal de diversas corporaciones federales, estatales y municipales que han permanecido en la zona para tratar de controlar y extinguir el incendio forestal en las inmediaciones de San José de Boquillas.

"Durante la jornada de hoy se han registrado rachas de más de 90 kilómetros por hora, y esta situación ha obligado a nuestra fuerza de tarea que realiza labores en diferentes zonas del incendio forestal, a replegarse por seguridad de los mismos combatientes".

Al mismo tiempo, puntualizó Protección Civil del Estado, "las aeronaves que realizan operaciones con ataque aéreo tienen que permanecer aterrizadas por seguridad en la helibase ubicada en Laguna de Sánchez".

Si bien no hay población en riesgo, Protección Civil, admitió que debido a estas complicadas condiciones meteorológicas, el incendio avanza hacia el oriente del área que ha sido afectada.

Finalmente informó PCNL que para el resto de la jornada de este miércoles se pronostican similares condiciones de vientos fuertes, por lo que deberán esperar a que la situación mejore para poder reanudar las labores de combate al fuego. Hasta el martes había dañado unas dos mil 800 hectáreas, sólo en la parte de Nuevo León.

Unos 80 pobladores de la comunidad de San Isidro en la sierra de Santiago, fueron evacuados esta noche hacia un sitio seguro, ante el riesgo de que representa el exceso de humo y el avance del incendio que se registra desde el lunes de la semana pasada en la zona, avivado por ráfagas de viento de más de 90 kilómetros por hora.

Además, informó Protección Civil, se evalúa la situación de riesgo que se presenta en otras comunidades, ante el avance del incendio en dirección al oriente.