Viejas canciones del mar para combatir el tedio de pandemia

DAVID SHARP
·4  min de lectura
Bennett Konesni entona un "shanty", o canción del mar, mientras iza la vela de su embarcación en Belfast, Maine, el 28 de enero del 2021. Las canciones que entonan los marinos para combatir el tedio están adquiriendo popularidad en medio de la pandemia del coronavirus. (AP Photo/Robert F. Bukaty)

PORTLAND, Maine, EE.UU. (AP) — La gente está encerrada en su casa, aburrida, sin saber qué hacer. Casi que desesperada por la pandemia del coronavirus.

Cuando los marineros se sentían así en los largos viajes transoceánicos, entonaban canciones.

Y no sorprende que esos temas del mar estén alcanzando una gran popularidad ahora, en medio de una pandemia que tiene a todo el mundo confinado en su casa.

“Son tiempos duros. Si podemos cantar, nos ayuda a sobrellevarlos, como con los marineros de los barcos”, expresó Bennett Konesni, de Belfast, estado de Maine, que empezó a cantar canciones del mar a bordo de una goleta en Penobscot Bay y ahora hace varias presentaciones por semana con el Mighty Work Song Community Chorus.

TikTok ayudó a que las canciones del mar lleguen al gran público.

La aplicación da a la gente la posibilidad de crear un tema de 60 segundos y que otros agreguen sus voces.

La gente comenzó a usar esa función para grabar canciones del mar y en poco tiempo esos temas se hicieron populares en Estados Unidos. La interpretación que hizo el grupo The Longest Johns del centenario tema “Wellerman” está entre las 40 más escuchadas del Reino Unido. Otra versión de Nathan Evans fue el segundo tema más popular a mitad de esta semana.

La repentina popularidad no llama mucho la atención. Después de todo, la gente está desesperada por conectarse con otros durante la pandemia y los temas del mar son esfuerzos en grupo que no requieren grandes aptitudes como cantante, aunque algunos de los temas de TikTok son bastante sofisticados.

Las canciones de mar más auténticas eran conocidas como “shanty songs” o “saloma” en español, y giran en torno al trabajo. Los marineros las entonaban para pasar el tiempo y para coordinar sus actividades, como izar las velas y el ancla o bombear agua.

Generalmente tienen coros que se memorizan fácilmente. El de “Wellerman” dice “azúcar, té y ron”. Puede haber letras más formales o los participantes pueden optar por improvisar algo y otros le hacen coro, según Matthew Baya, conductor de un programa radial de Williamstown, Massachusetts.

Las canciones del mar ayudaron a los marineros a combatir las tensiones asociadas con el aislamiento del mar y la convivencia en espacios reducidos. A veces incluían insultos en broma a los capitanes o las empresas mercantes que los contrataban.

Buenas cuerdas vocales eran bienvenidas, pero no un requisito.

“No todos los marineros saben cantar. No fueron contratados por sus talentos musicales”, dijo Baya. “Algunos son bastante talentosos, mientras que otros simplemente se divierten sin pegar una nota”.

Muchos marinos que cantan “shanties” en festivales de sitios como Mystic (Connecticut), Portsmouth (New Hampshire), Plymouth (Massachusetts) y otras ciudades costeras de Estados Unidos están felices con la atención que reciben.

“La gente se divierte cantando, eso es bueno”, declaró Baya, uno de los conductores del programa “Saturday Morning Coffee House” de WERU-FM en Blue Hill, Maine. Su programa a menudo incluye una canción del mar o dos.

Los “shanties” se asocian generalmente con Inglaterra, que dominó los mares en los siglos 18 y 19, pero son populares desde Maine, donde los colonos ingleses iniciaron una industria naviera que continúa hasta nuestros días, hasta Massachusetts, Mobile Bay (Alabama), el Caribe y otros rincones del mundo. Tienen algunos puntos en común con los temas que cantaban los esclavos durante las cosechas en el sur, los marineros que se sumergían en las entrañas de la tierra y los leñadores que derribaban árboles. Todos ellos están llamando también la atención gracias a los shanties, según Konesni, quien es embajador cultural del Departamento de Estado y ha cantado temas del mar en todo el mundo.

Konesni dice que las canciones de mar se diferencian de las que los artistas cantan en los escenarios en que son una experiencia compartida y alientan la participación de la gente. Cuanto más ruidosa, mejor.

“Es algo con mucha historia, fácil de cantar, a diferencia de los temas pop”, señaló.

Geoff Kaufman, quien se ganó la vida entonando “shanties” y dirigió el Festival de Música Marina de Mystic, dice que le divierte la súbita popularidad de este género.

Y le encanta la idea de que una nueva generación esté entonando estos temas.

“Espero que mucha más gente joven le tome el gusto”, manifestó.

___

La reportera de la Associated Press Mallika Sen colaboró en este despacho desde Los Ángeles.