Videos: Así se vio la lluvia de granizos que cayó en Florida Central; Posible avistamiento de tornado en el estado

Orlando Sentinel Staff, Orlando Sentinel
·2  min de lectura

Florida Central tuvo un clima bastante desagradable durante el fin de semana con fuertes vientos, aguaceros y lluvia de granizo, mientras que posibles tornados se formaron en todo el estado.

Los residentes de la zona tomaron fotos y videos de sus autos azotados por pedazos de hielo del tamaño de una moneda que venían de arriba.

Varios residentes de Winter Park publicaron videos mientras el clima inusual asaltaba sus patios, entradas y techos.

En el condado de Polk, el domingo se publicaron informes de un posible tornado que tocó tierra.

Una cuenta sugiere que un tornado arrancó el techo de la casa de Winter Haven que pertenecía a una mujer de 90 años, según reportó FOX 35. La mujer no estaba en casa en el momento del incidente.

Se recibieron otros informes sobre un posible aterrizaje de tornados a ocho millas de distancia en la Universidad Southeastern.

Los vientos en Polk azotaron hasta 58 mph arrancando los paneles del techo de un hotel de Lake Wire Inn en Lakeland.

El Servicio Meteorológico Nacional puede estar investigando el área de Polk para confirmar si los tornados tocaron tierra o no.

En el norte, los residentes del Panhandle de Florida informaron el sábado por la noche que vieron un embudo en espiral hacia las costas de Panama Beach, lo que sugiere evidencia de un posible tornado. Los residentes de Panhandle fueron bombardeados con poderosas ráfagas de hasta 60 mph, informó el NWS. Los testigos compartieron imágenes de edificios destrozados y semirremolques volcados.

En cuanto al resto de esta semana, se espera que el clima en Florida Central sea menos severo el lunes, sin embargo, todavía hay un pronóstico de tormentas eléctricas durante el día. El NWS predijo un 20% de probabilidad de que las tormentas atraviesen el área por la tarde. No se ha pronosticado lluvia nuevamente hasta el jueves.

Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por el periodista Joe Mario Pedersen.