Videos de uigures defiendiendo a China no serían auténticos

·4  min de lectura
Foto de un portal con videos de uigures de la región china de Xinjiang que critican al exsecretario de estado norteamericano Mike Pompeo. Expertos cuestionan la autencididad de esos videos y uno de ellos dice que "la gente no sabe quién es Pompeo ni lo que decía" en Xinjiang, donde la información está muy censurada. (AP Photo/Ng Han Guan)

URUMQI, China (AP) — China publicitó una serie de videos que circularon este año en los que uigures dicen que Beijing no viola sus derechos humanos. Pero la Associated Press obtuvo un documento que plantea dudas acerca de la autenticidad de esos videos.

La prensa estatal china difundió decenas de videos en los que uigures elogian al Partido Comunista y denuncian al exsecretario de estado norteamericano Mike Pompeo por decir que en Xinjiang, al oeste del país, había un genocidio. Los videos, que según las autoridades son manifestaciones espontáneas de emoción, incluyen una serie de conferencias de prensa del gobierno con periodistas extranjeros.

Pero el documento obtenido por la AP es la primera confirmación concreta de que los videos no serían algo espontáneo. Se trata de un texto enviado a una oficina del gobierno en la ciudad norteña de Karamay, en el que se instruía a funcionarios locales encontrar uigures que hablasen buen mandarín y filmasen videos de un minuto respondiendo a “declaraciones antichinas” de Pompeo.

“Fijen una postura clara frente a las declaraciones de Pompeo, por ejemplo: Me opongo firmemente los comentarios antichinos de Pompeo, estoy muy molesto con ellos”, decía el texto. “Expresen su amor por el partido, el país y Xinjiang (soy chino y amo mi patria. Estoy contento con el trabajo y con mi vida). Cosas por el estilo”.

Si bien no es imposible que las autoridades hayan encontrado uigures dispuestos a participar en una campaña de relaciones públicas, los antecedentes de China en Xinjiang y sus abusos comprobados de los uigures hacen que muchos expertos consideren que las personas que participaron en la campaña fueron obligadas a hacerlo.

“Hay algo que no se siente genuino, pero lo importante es que hay pruebas concretas de que el gobierno chino pide este tipo de videos”, manifestó Albert Zhang, investigador del Instituto Australiano de Políticas Estratégicas, que colaboró en la preparación de un informe reciente sobre una campaña de desinformación de Beijing en Xinjiang.

Un portavoz de las autoridades de Xinjiang, Xu Guixiang, no negó directamente la autenticidad del documento, pero dijo que no fue una orden y que la participación en los videos fue voluntaria. “Totalmente espontánea”, aseguró. “Las declaraciones antichinas de Pompeo generaron enorme resentimiento entre varios grupos étnicos de Xinjiang”.

Beijing es muy criticada por una campaña de arrestos masivos, destrucción cultural y asimilaciones forzadas de los uigures y otras minorías mayormente musulmanas de Xinjiang

Tahir Imin, un activista uigur que se fue de China en el 2017, dijo que los videos son seguramente arreglados por el gobierno, dado que la información que entra y sale de Xinjiang es muy censurada.

“La gente no sabe quién es Pompeo ni lo que decía”, sostuvo Imin.

La AP no pudo corroborar la autenticidad del documento en forma independiente. Sin embargo, amigos de Firdavs Drinov, la persona que envió a la AP una foto del texto, dijo que la había conseguido de un amigo que tiene un familiar que trabaja para el gobierno de Karamay. Tres días después de que difundió el texto, la policía detuvo a Drinov y a un amigo, según dos conocidos de ellos.

Las autoridades de Xinjiang confirmaron a través de un fax que Drinov había sido arrestado. Dijeron que sospechaban que había “fabricado y difundido información falsa”, y que esperaba juicio en un centro de detención.

El fax no aclaró si el arresto estaba relacionado con la difusión del documento en cuestión.

Su amigo Vincent Gao dijo que las acusaciones son absurdas ya que Drinov, quien es de raza mixta, se opone a la independencia de Xinjiang y cree en la amistad entre los uigures y los han, el grupo étnico dominante en China. Agregó que a Drinov no le gustaba el extremismo.

“Nunca hizo ni dijo nada para dividir el país”, insistió Gao, quien está sacando un doctorado en italiano en la Universidad de Yale. “Se siente muy orgulloso de su herencia han. No hay ninguna razón racional para que apoye el separatismo” uigur.

Drinov es un lingüista que soñaba con sacar un doctorado en Estados Unidos a pesar de que nunca fue a la universidad. Habla mandarín, inglés, uzbeco, uigur, ruso y francés.

Tiene cuentas en redes sociales de Occidente prohibidas en China, como Facebook, Twitter y WhatsApp, y esto le generó problemas con las autoridades en el pasado.

En diciembre del 2019 estuvo detenido 15 días por “pelearse y provocar problemas”, un cargo ambiguo usado cuando alguien es considerado una amenaza. La policía lo interrogó después de que difundió documentos internos acerca de la represión del gobierno en Xinjiang publicados por el New York Times, según mensajes que le envió a Wang Tonghe, otro lingüista del que Drinov se hizo amigo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.