Videos muestran a padres desesperados pedirles a los oficiales que intervengan en tiroteo en escuela de Uvalde

·4  min de lectura

Videos muestran que los padres desesperados discutieron con los oficiales de policía para instarlos a acudir a la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas, luego de los informes del tiroteo que cobró la vida de 19 niños y dos adultos.

Las imágenes del exterior de las instalaciones de la escuela muestran a los padres diciéndole a la policía “¡Vayan a proteger a los niños!” y otros que sugieren que ellos mismos “irían rápido” a la escuela en un esfuerzo por llevar a sus hijos a un lugar seguro.

El material se transmitió en vivo el martes y desde entonces se compartió en las redes sociales. Revela la extrema angustia de los padres mientras se desarrollaba el tiroteo.

El tirador Salvador Ramos, de 18 años, estuvo dentro de la escuela hasta una hora antes de ser asesinados por las autoridades.

“¿Qué haces? ¡Entra al edificio!” Se puede escuchar a una persona gritar en el vídeo. “¡Ve a proteger a los niños!” exclamó otra.

Ramos estrelló su camioneta contra una zanja afuera de la escuela, agarró su rifle semiautomático estilo AR-15 y disparó a dos personas afuera de una funeraria cercana que escaparon ilesas.

Las autoridades dicen que se “encontró” con un oficial de seguridad del distrito escolar fuera de la escuela, aunque hubo informes contradictorios de las autoridades sobre si los hombres intercambiaron disparos. Después de correr adentro, disparó contra dos policías de Uvalde que llegaron y que estaban afuera del edificio, informó el portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Travis Considine. Los policías resultaron heridos.

Según los informes, agentes fuertemente armados esperaron a que un empleado de la escuela trajera una llave del salón de clases donde Ramos se había atrincherado.

Uno de los vídeos de la escena tenía casi 3 millones de vistas hasta el jueves por la mañana.

En las imágenes se puede ver a algunos padres que intentan cruzar las líneas policiales. Una mujer parecía estar inmovilizada en el suelo a manos de un oficial, lo que provocó que un transeúnte gritara “¿Qué ca**** le estás haciendo? ¡Déjala ir!”.

“¡Ustedes siguen peleando con nosotros, vayan a pelear contra ese hijo de p****!”, se puede escuchar a una persona gritarle a los oficiales en otro vídeo.

En las imágenes de la escena, se puede escuchar a la persona que transmite en vivo decir que “ya ha pasado aproximadamente una hora y todavía no pueden sacar a los niños”.

“Eso es una locura, ca**** hermano, están parados afuera, todavía hay niños allí adentro, hombre”, exclamó.

“¿Tienes miedo de que te disparen? ¡Entraré sin chaleco, lo haré!” una madre le dijo a un oficial.

Vídeos muestran a padres desesperados pedirles a los policías que intervengan en el tiroteo de Uvalde (Screenshot / Twitter)
Vídeos muestran a padres desesperados pedirles a los policías que intervengan en el tiroteo de Uvalde (Screenshot / Twitter)
Vídeos muestran a padres desesperados pedirles a los policías que intervengan en el tiroteo de Uvalde (Screenshot / Twitter)
Vídeos muestran a padres desesperados pedirles a los policías que intervengan en el tiroteo de Uvalde (Screenshot / Twitter)

Cuando un oficial les dice a los padres que retrocedan, una madre responde “¡ustedes no entienden!” mientras otra grita, “¿están tus hijos ahí? ¡No!"

“La mitad de estos padres están aquí, amigo, quieren entrar allí, sin chalecos, sin armas, para buscar a sus hijos”, dijo la persona que transmitía.

“¡Entra ahí! ¡Entra ahí!”, gritaron las mujeres a los oficiales poco después de que comenzara el ataque, contó Juan Carranza, de 24 años, quien vio la escena desde el exterior de su casa, al otro lado de la calle de la escuela primaria Robb en Uvalde. Carranza aclaró que los oficiales no entraron.

Javier Cazares, cuya hija de cuarto grado, Jacklyn Cazares, murió en el ataque, describió que corrió a la escuela cuando se enteró del tiroteo y llegó mientras la policía aún estaba reunida afuera del edificio.

Molesto porque la policía no hacía nada, planteó la idea de entrar a la escuela con varios otros transeúntes.

“Vamos a apresurarnos porque los policías no hacen nada como se supone que deben hacerlo”, expresó. “Se podría haber hecho más”.

“No estaban preparados”, agregó.

Después de entrar a la escuela, Ramos irrumpió en un salón de clases y comenzó a matar.

Él “se atrincheró cerrando la puerta y comenzó a disparar a los niños y maestros que estaban dentro de ese salón de clases”, le contó a CNN el teniente Christopher Olivarez, del Departamento de Seguridad Pública. “Simplemente te muestra la completa maldad del tirador”.

Todos los asesinados estaban en el mismo salón de clases, añadió.

Carranza declaró que los oficiales deberían haber entrado a la escuela antes.

“Ellos eran muchos. Él solo era uno”, aseveró.

El director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steve McCraw, defendió la respuesta de las fuerzas del orden el miércoles.

“La conclusión es que la policía estaba allí”, declaró. “Entraron en acción de inmediato. Sí contuvieron [a Ramos] en el salón de clases”.

Associated Press contribuyó a este informe

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Familiares de las víctimas piden evitar otra tragedia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.