Videos sobre abusos ponen en aprietos a la industria de las pieles en Finlandia

Zorros deformes y enfermos, y otros que se comen los restos de sus semejantes: nuevos videos de asociaciones de defensa de los animales publicados el jueves pintan una imagen "espantosa" de la cría de animales para pieles en Filandia, un peso pesado del sector.

Con cerca de un millón de pieles producidas anualmente, el país nórdico es líder europeo en la cría de zorros y número 2 del mundo detrás de China.

Los nuevos videos grabados en 2022 en seis granjas finlandesas, cuatro de las cuales están certificadas por su buen trato, y publicados este jueves por AFP, ilustran la controversia que rodea al sector, que intenta contrarrestar los llamados a su prohibición.

"La cría de pieles ya debería estar prohibida en Finlandia. Me parece lamentable que todavía no lo esté", declaró a AFP la diputada Mai Kivela, de la Alianza de la Izquierda, que integra la coalición gobernante.

En diciembre, una iniciativa ciudadana europea que pedía una prohibición en toda la UE alcanzó un millón de firmas, suficiente para forzar una respuesta de la Comisión Europea.

Varios Estados miembros ya prohibieron la cría, pero el llamado busca extenderlo a los 27 por considerarla una práctica "cruel por naturaleza".

En Finlandia, la primera ministra Sanna Marin, presionada por sus socios de la Alianza de la Izquierda y los Verdes, anunció en 2020 que apoyaba la prohibición.

Pero la jefa de gobierno no ha conseguido reunir una mayoría en el Parlamento, donde muchos diputados defienden a un sector que genera 360 millones de euros (unos 390 millones de dólares) en exportaciones, 3.000 empleos y que es vital para ciertas regiones rurales.

Los videos, grabados sin autorización, fueron obtenidos por la asociación finlandesa Oikeutta Eläimille (Justicia para los Animales).

La agrupación empresarial del sector, la Asociación Finlandesa de Crianza de Animales de Piel (FIFUR), confirmó a AFP que cuatro de seis granjas identificadas por los ambientalistas cuentan con certificado de calidad sanitaria.

Encerrados en jaulas metálicas claramente muy pequeñas, los zorros de razas gigantes con un pelaje extremadamente espeso, aparecen allí con enfermedades oculares e infecciones de oído y cola.

- "No es la realidad" -

"Las condiciones de vida de esos animales en esas granjas son francamente terribles", aseguró a AFP un activista de la asociación, Kristo Muurimaa.

Los zorros, incapaces de satisfacer sus necesidades de movimiento, son susceptibles de sufrir enfermedades de comportamiento, como movimientos compulsivos de un lado a otro, explicó.

Según la asociación, los animales son sometidos a cruzas excesivas para aumentar su tamaño, lo que lleva, por ejemplo, a la deformación de sus pieles.

En los videos, algunos zorros tienen tanto sobrepeso que ya no parecen zorros. También se ven algunos devorando los cadáveres de algunas de sus crías.

Según la asociación, el problema está muy extendido y "todas las granjas de pieles de Finlandia son más o menos idénticas en cuanto al trato que dan al animal".

La FIFUR condenó la grabación no autorizada de los videos y afirmó que no representan la realidad.

"Dan una imagen completamente falsa de la crianza", declaró a AFP su portavoz, Olli-Pekka Nissinen.

La organización dice que mostró los videos a sus criadores pero que "no reconocen a sus animales, excepto quizás un zorro plateado".

Aún así, se van a organizar visitas de veterinarios para investigar los cargos, sostuvo FIFUR.

Las cuatro granjas certificadas "están bien administradas, con certificaciones y criadores que cuidan a sus animales", aseguró Nissinen.

El sistema de certificación, destinado a confirmar la buena salud de los animales, incluye visitas anuales de control.

"En general, una granja con entre 5.000 y 10.000 animales (...) puede tener infecciones repentinas", pero las estadísticas muestran que "las lesiones y la mortalidad son bastante bajas", alegó Nissinen.

Varios países europeos ya prohibieron la crianza de animales de piel, como Austria y Reino Unido.

La pandemia del covid-19 aceleró el movimiento con prohibiciones totales o parciales en Francia, Países Bajos o Estonia.

Dinamarca, campeón mundial del visón, optó por sacrificar más de 15 millones de estos animales como medida de precaución sanitaria. La cría se reanudó tímidamente a inicios de enero.

ehu/map/mas/mar