El vídeo viral de un pulpo desplazándose a toda velocidad por la arena de una playa tiene truco

El vídeo de un pulpo de grandes dimensiones desplazándose a toda velocidad por la orilla de una playa ha revolucionado las redes sociales en las últimas horas. La estrambótica imagen corre como la pólvora desde el domingo y ha cautivado a miles de usuarios que se preguntan sobre la veracidad de la misma. Es cierto que los cefalópodos pueden salir del fondo marino y, en ocasiones, se ha visto a estos animales en los arenales o en las rocas. Algunos aprovechan para cazar crustáceos fuera del mar pero otros emergen sin motivo aparente. Eso sí, fuera del agua pueden resistir un máximo de 30 minutos aproximadamente. Pero en el exterior, los octópodos pierden algunas de sus facultades como la agilidad. A diferencia de la rapidez de movimientos que pueden alcanzar en el mar, sus desplazamientos son mucho más lentos al aire libre. Por este motivo, el vídeo del animal moviéndose con rapidez por una playa ha cautivado a miles de personas en las redes sociales. Pero para decepción de muchos, la imagen tiene truco ya que se trata de una animación en 3D. El responsable del vídeo que ha sorprendido y engañado involuntariamente a tanta gente es Alex Z, un artista de efectos especiales afincado en Qatar, que compartió el clip inicialmente para mostrar el proceso para llevar a cabo una animación de estas características. Y una de las pruebas más evidentes de que se trata de una imagen ficticia es que el animal tiene nueve brazos en lugar de ocho como los pulpos. Aun así, hay que mirar con detenimiento para poder apreciarlo y por este motivo muchas personas no se han dado cuenta. En otros vídeos anteriores publicados en la cuenta de Instagram del artista, se puede ver al animal en un estadio mucho más inicial en el que tan solo es un proyecto. De hecho, el pulpo se llama ‘Churro’ debido a que, en un primer momento, sus brazos eran unos cilindros largos y retorcidos. El proceso de creación de ‘Churro’ ha llevado a este artista gráfico cerca de dos meses. Un esfuerzo que, sin duda, ha merecido la pena tras ver la fuerte repercusión que ha tenido.