VÍDEO | Cubre con preservativos el manillar de una bicicleta de uso compartido para protegerse las manos

El coronavirus ha modificado muchas de las rutinas que habitualmente solíamos seguir antes de que estallase la pandemia. Los ciudadanos de algunas regiones han sido confinados en sus casas, mucha gente ha comenzado a teletrabajar e incluso hay quien lleva meses sin poder ver a sus seres queridos por temor a contagiar a alguna persona de riesgo. Toda precaución es poca y por eso están en auge medidas de protección tales como las mascarillas (que en algunas zonas son ya obligatorias por ley), los guantes de látex o los geles hidroalcohólicos. Pero desde luego, la imaginación en algunos casos va un paso por delante, como en este ejemplo. Un hombre en Nueva York decidió desplazarse en bicicleta a través del sistema de alquiler de bicis compartidas Citibike NYC y, al parecer, era reacio a colocar sus manos en los agarres del manillar. Para protegerse utilizó un método muy curioso: cubrió los extremos del manillar con preservativos en lugar utilizar gel hidroalcohólico o ponerse unos guantes. En un vídeo que ha subido un usuario a Twitter, se aprecia cómo el individuo saca de su plástico cada profiláctico para colocarlo en los mangos, una solución efectiva pero muy extraña desde luego. Y como comentan algunos de las personas que han compartido la publicación, es bastante más caro y menos higiénico que muchas de las otras alternativas. Otros usuarios se preguntan si se trata de una práctica habitual, de algo puntual o, incluso, de una broma. Pero a todos sorprende que este individuo se preocupe tanto de protegerse las manos y no el rostro. Nueva York está siendo una de las ciudades más afectadas por el coronavirus y mucha gente está mentalizada en poner todos los medios para prevenir el contagio, aunque está claro que no todos emplean los mismos métodos. De hecho, no es la primera vez se utilizan preservativos en los Estados Unidos para cubrirse las manos durante la pandemia. Algunas imágenes han mostrado a ciudadanos con profilácticos en los dedos para presionar los botones de los ascensores.