Una cuchara de plástico casi mata a esta tortuga... otras tienen menos suerte

El impacto del ser humano sigue causando estragos en las aguas marinas por el consumo de plástico. El último caso sucedió en Oaxaca, México, donde un pescador encontró una tortuga varada. 

La Protección Civil de San Pedro Mixtepec la trasladaron a la Universidad del Mar. Los biólogos descubrieron que la tortuga tenía una cuchara de plástico incrustada en su hocico y que salía por la nariz. Las tortugas son especialmente sensibles al plástico ya que confunden la bolsas con medusas. 

Gracias a los biólogos, la tortuga se recuperó y pudo regresar al mar. Aunque desafortunadamente miles de especies siguen sufriendo los estragos de la forma de vivir de los seres humanos.