Te tendrás que enfrentar con él para entrar en la mejor discoteca de música electrónica

El club berlinés Berghain está considerado como la catedral de la música electrónica underground. Tiene diez años de historia y está situado en una antigua central eléctrica de Berlín. A sus puertas se forman grandes colas cada fin de semana para disfrutar de sus legendarias fiestas que duran de viernes a lunes. Pero para entrar hay que pasar por una dura prueba: el escrutinio de Sven Marquardt. Un portero que ha conseguido fama propia por su aspecto y su criterio ‘especial’ para decidir quién pasa y quién no. Personajes de fama internacional se han quedado sin entrar sin más explicación que un: “nein” (no en alemán).