Tímida ilusión y escaso interés en Perú para renovar a su disuelto Parlamento

Lima, 26 ene (EFE).- La esperanza de regenerar su desacreditada clase política llevó este domingo a millones de peruanos a las urnas para renovar con tímida ilusión y escaso interés un Congreso que el presidente Martín Vizcarra disolvió hace cuatro meses bajo el clamor popular que tuvo como lema "que se vayan todos".

Una vez que se marcharon todos, a los peruanos les tocaba elegir a quiénes quieren en su lugar en el Congreso, y muchos votaron esta jornada bajo la premisa de que no vuelvan los mismos del anterior Congreso, dominado por la oposición que encabezaba el fujimorismo, y cuyas constantes trabas al Ejecutivo llevaron a Vizcarra a disolverlo.

Lo hicieron ante una enorme oferta de candidatos prácticamente desconocidos, con muchas caras nuevas y sin ningún líder de los grandes partidos, por lo que en bastantes casos el voto se convirtió en una moneda al aire.

"Espero que haya un cambio. Eso es lo que todo el Perú quiere. Estamos cansados con todo lo que pasó. Ojalá que todo los electores voten por algo bueno", aseguró a Efe Epifanía Palacios, una vecina de Villa El Salvador, uno de los distritos más populosos de Lima.

Ella afirmó que dio su voto a una mujer que no estaba en el anterior Congreso porque "necesitamos que las mujeres se levanten", y lo hizo con una confianza en ciega en que no le fallará como sus predecesores, de los que aseguró que "preferían llenarse los bolsillos y no hacer nada por la gente pobre".

VOTO PARA SENTIRSE REPRESENTADO

También votó en clave renovadora el joven Edson Ricaldi con la esperanza de sentirse representado por los nuevos parlamentarios. "Antes teníamos un Congreso que no nos representaba", apostilló.

Asimismo, César Castro sufragó en el mismo sentido pero más preocupado por la inseguridad ciudadana que por la corrupción. "La corrupción es algo que siempre he visto", dijo resignado este joven elector.

Sin embargo, no todos tenían tan claro por quién votar, pues la desafección de la población peruana por su política nacional hizo que muchos electores llegasen al local de votación sin tener decidido previamente su voto.

En las últimas encuestas publicadas antes de las elecciones, casi la mitad no tenía decidido su voto, que es obligatorio en Perú y en esta ocasión estaba sujeto a una multa de 86 soles (25 dólares) en caso de no emitirlo.

INDECISOS DE ÚLTIMA HORA

Uno de ellos era Ismael Quintana, quien reconoció que no decidió por quién votaría hasta última hora, y al final optó "por la juventud, por nueva gente que entra con otros ánimos, así que ojalá se mantengan así y no se vean corrompidos por las manzanas podridas".

En la capital Lima, así como en toda la costa peruana, el intenso sol y calor estival desde primera hora de la mañana invitaba a acudir a la playa más que al colegio electoral, y eso hizo que muchos miembros de mesa no se presentasen pese a que la multa por la ausencia era de 215 soles (unos 65 dólares).

Aunque la jornada de votación debía empezar a las 8:00 hora local (13:00 GMT), buena parte de las más de 84.000 mesas a nivel nacional abrieron más tarde hasta poder reunir a los miembros suficientes, algunos de ellos captados entre los electores que hacían cola desde primera hora para poder sufragar.

MIEMBROS DE MESA AUSENTES

En la norteña ciudad de Trujillo, a unos 400 kilómetros al norte de Lima, se reportaron casos donde a mediodía todavía había mesas que habían podido abrir.

Quienes debían quedarse para formar parte de una mesa debían hacerlo en algunos casos en mobiliario escolar de preescolar, sentados en sillas para infantes de 3 a 5 años, como ocurría en el colegio República Federal de Alemania, de Villa El Salvador, uno de los más grandes al congregar a más de 35.000 votantes.

Afuera de los locales de votación, sobre todo en las zonas más populosas, había desplegado todo un festival gastronómico con todo tipo de comidas al paso, donde lo más solicitado eran los helados y refrescos para combatir el calor y darse un respiro antes de conocer en unas horas los primeros resultados.

Fernando Gimeno

(c) Agencia EFE