Se casa con un príncipe etíope que conoció en un bar

Ariana Austin, una joven norteamericana, no se imaginaba que acabaría convirtiéndose en princesa etíope cuando entró a un bar de Washington hace ya una década. Allí conoció a Joel Makonnen, un abogado con quien tuvo una conexión inmediata. El joven resultó ser nada menos que el tataranieto del último monarca de Etiopía. Una historia que nos recuerda al guión de la conocida película ‘El príncipe de Zamunda’ de Eddie Murphy.