Salta al agua para bañarse con un supuesto pez inofensivo y se da cuenta de que es un tiburón blanco

Un hombre se ha llevado el susto de su vida tras lanzarse al mar para nadar junto a un inofensivo tiburón peregrino y percatarse de que el animal que se encontraba en el agua era, en realidad, un tiburón blanco. Así se puede ver en un vídeo grabado desde una embarcación por uno de los acompañantes del protagonista y que ha compartido el propio protagonista en su cuenta de Tik Tok. El joven se lanza desde la cubierta, se sumerge y, justo cuando se encuentra a la altura del escualo, saca la cabeza y grita: “Esto ha sido una mala idea”. Acto seguido, se da la vuelta y huye nadando a toda velocidad en dirección a la embarcación para ponerse a salvo. Por suerte para él, el tiburón parece reaccionar pacíficamente, lo que evita una tragedia. El compañero que graba la escena le grita, entre risas, que se aparte del animal y regrese al barco: “¡Ryder! ¡Vuelve al barco!”. “¡Esto no es un tiburón peregrino”, exclama ante la gravedad de la situación. Tras unos segundos inquietantes, Ryder logra alcanzar la embarcación y subirse a la cubierta sin problemas. Afortunadamente no pasó nada pero la confusión del joven podría haberle costado muy cara. El tiburón peregrino está considerado el segundo pez más grande del mundo por detrás del tiburón ballena. Puede llegar a alcanzar los 10 metros de longitud y las cuatro toneladas de peso. Pese a sus dimensiones, son inofensivos y muy tolerantes con la presencia de personas a su alrededor. El tiburón blanco, en cambio, es uno de los mayores depredadores de los océanos, puede sobrepasar los seis metros de longitud y alcanzar la tonelada de peso. También se han registrado ataques de estos escualos a los humanos. El vídeo lo ha compartido el propio protagonista a través de su cuenta de Tik Tok donde lleva ya más de 9 millones de reproducciones, 800.000 me gusta y miles de comentarios.