Rentaron un Airbnb y descubrieron una cámara apuntando a la cama

Lo que iba a ser una escapada a una de las ciudades más interesantes de Norteamérica se convirtió en una experiencia para olvidar. Una pareja británica reveló lo que les sucedió al llegar a una casa que alquilaron en el centro de Toronto, Canadá, a través de la aplicación de Airbnb.

Dougie Hamilton (34) y su chica arribaron a su apartamento vacacional y él se percató de un detalle que le pareció extraño. Le llamó la atención que el reloj despertador que estaba sobre la mesa camilla se encontraba desconectado a un cable similar al cargador de un celular en lugar de al cable que se suele conectar a la toma eléctrica. Le pareció raro y decidió indagar antes incluso de colocar el equipaje. Llevaban solamente 20 minutos dentro de la propiedad.

“Tuvimos un día ajetreado en la ciudad y finalmente llegamos al Airbnb para relajarnos. de casualidad estaba frente al reloj y lo estuve mirando durante 10 minutos. Había algo que me incomodó mucho”, afirmó Hamilton a Daily Record.

Dio la casualidad de que había visto un vídeo reciente sobre ‘cámaras espía’ y no pudo quitarse de la cabeza el que aquel extraño reloj fuera uno de esos artilugios. Aunque su intuición le decía que debía revisar el reloj, había algo dentro de él que le estaba haciendo sentir ridículo simplemente por pensar en la posibilidad de que alguien fuera capaz de hacer algo así.

“Al final quité el cargador del reloj y vi que había una batería de litio en la parte trasera. En ese punto quité la parte frontal y había una cámara. No sabíamos si el propietario nos había estado mirando. Era demasiado asqueroso y no queríamos quedarnos. Somos gente de mente inocente pero ese reloj estaba apuntando a la cama y a la sala de estar y pensamos que podría tratarse de algo más siniestro que alguien que quiere ver mero sexo”, agregó.

Según Daily Record, el Departamento de Policía de Toronto confirmó que están investigando el incidente, así como los servicios de seguridad de Airbnb. Tal y como declaró Hamilton, el portal les prometió que les devolvería todo el dinero que ya habían pagado y que cancelarían todas las reservas futuras en esa propiedad. De hecho, la portavoz de Airbnb, Lindsey Scully, afirmó a DailyMail.com que ya tomaron acciones contra el propietario de la vivienda.

“Le eliminamos de nuestra plataforma mientras investigamos el caso. Estamos apoyando a los inquilinos completamente. Nos tomamos la privacidad muy en serio y tenemos tolerancia cero con este tipo de comportamientos”, sentenció.