Por qué Queen solo visitó México una vez

“Una y no más”, pensaron los integrantes de Queen cuando visitaron por primera vez México en 1981. Tenían nueve conciertos programados en el país: dos en Monterrey, tres en Guadalajara, dos en Puebla y dos en Ciudad de México. Finalmente, solo llegaron a celebrarse tres: uno en Monterrey y dos en Puebla.

Queen tuvo que vérselas con la inmadurez y la inexperiencia de México como sede de conciertos internacionales y enfrentarse a funcionarios corruptos y a un público conflictivo.

La serie de catastróficas desdichas que les hicieron no regresar comenzó en el aeropuerto cuando intentaron sobornarlos en la aduana; pretendían darles seis visas diarias, en lugar de las 18 que necesitaban para todo el equipo.

Días después, en su primer concierto en Monterrey, reinó el caos. Todo estaba mal organizado y la comida que les sirvieron en mal estado. Estas razones podrían estar detrás de la cancelación de su otro concierto en la ciudad.

Ya en Puebla, muchos asistentes borrachos del público ocasionaron incidentes antes del primer concierto. Se confiscaron las baterías de las cámaras para que no se pudiera grabar, pero la policía las vendía a la entrada algo más caras. Para colmo, cuando Freddie se puso un sombrero mexicano durante el show, algunos fans lanzaron zapatos al escenario. Fue algo inaudito e inesperado.

Como no podía ser de otra forma, el segundo concierto en Puebla fue más tranquilo y ordenado. Sin embargo, sería el último del grupo en el país. Queen no volvería a presentarse en México después de este desagradable recibimiento.

Roger Taylor, el batería de Queen dijo a su vuelta: “Me alegro de haber vuelto de México, fue un infierno. Autoridades desagradables, funcionarios corruptos e intoxicación alimentaria, pero aparte de eso, fue maravilloso”, resumió.