Estas nubes de algodón de fantasía son tan bonitas que da lástima comerlas

El algodón de azúcar es uno de esos dulces que gusta a casi todos los niños y niñas. Si a eso le añadimos que la presentación tiene forma de personajes de series de animación, la combinación es un auténtico éxito. A eso se dedica Polar Playground, un local de desayunos y meriendas en la ciudad de Huntington Beach, en California.

Baymax, el pequeño Yoda, Homer Simpson, Winnie the Pooh o Pikachu son solo algunos de los ejemplos de las decenas de personajes que pueden 'comerse', creando de este género todo un arte. Los algodones son elaborados ante la atenta mirada de los clientes, que no salen de su asombro cuando en pocos minutos tienen en sus manos una obra que da lástima comer.

El método de elaboración se centra en la base, que es lo que da cuerpo a cada personaje. Es principalmente el algodón de azúcar tradicional acabado en el color que se requiera y con la morfología determinada. Para lograr las características de un Mickey Mouse o un Minion, se elaboran con otros elementos comestibles y pegatinas que se añaden al cuerpo para formar los ojos, boca, orejas o cabello.

El acabado es asombroso y por ello centenares de personas acuden cada día a por su algodón de azúcar, formándose unas colas que garantizan un buen rato de espera antes de poder hacerte con el tuyo.

Sin duda, se trata de una idea original que llama la atención no solo de los más pequeños, sino de todos aquellos amantes de las series de dibujos animados. Y fruto de ello, su éxito en redes sociales, ya que muchísima gente comparte sus experiencias con este particular algodón de azúcar que causa furor.