Miles de manifestantes en Francia pese a la prohibición y casi sin incidentes

París, 6 jun (EFE).- París y muchas otras ciudades de Francia fueron este sábado el escenario de manifestaciones con miles de personas que, casi sin incidentes pese a las prohibición, mostraron solidaridad con el asesinado George Floyd y denunciaron la violencia policial y el racismo en Estados Unidos, pero sobre todo en Francia.

En París, la protesta se desarrolló por la tarde en dos escenarios diferentes: el primero junto a la plaza de la Concordia a partir de las 15.00 locales (13.00 GMT) y el segundo dos horas después en el Campo de Marte, a los pies de la torre Eiffel.

La Liga de Defensa Negro-Africana y la Brigada contra la Negrofobia habían convocado una concentración ante la embajada estadounidense, que se encuentra en una de las esquinas de la plaza de la Concordia.

Sin embargo, los entre 1.000 y 2.000 asistentes se vieron impedidos por el dispositivo policial y tuvieron que quedarse a unos cientos de metros de allí, en la entrada a la rue Royale.

Abundaron las pancartas con algunos de los mensajes en inglés más repetidos en las protestas por lo ocurrido a George Floyd ("Black lives matter", "No justice, no peace"), así como con otros para denunciar el racismo contra los negros.

El portavoz de la Brigada contra la Negrofobia, Franco Lollia, explicó que su intención era solidarizarse con la emoción generada en Estados Unidos por lo ocurrido en Mineápolis, pero también cargar contra "el racismo institucional que gangrena Francia".

John, un joven ugandés que estudia en una universidad de París, contó a Efe que con su presencia en esa marcha pretendía "pedir justicia con los negros".

FUERTE DESPLIEGUE POLICIAL PARA IMPEDIR DISTURBIOS

Las fuerzas del orden, con un despliegue impresionante de medios, impidieron cualquier aproximación a la legación estadounidense al vallar un perímetro de varios kilómetros que incluyó también la parte baja de la avenida de los Campos Elíseos.

Las dos organizaciones habían querido mantener su convocatoria pese a la advertencia de la Prefectura de Policía, que había emitido un comunicado para subrayar su prohibición.

Lo hizo en nombre de las medidas sanitarias contra el coronavirus, pero también por el riesgo de que se reprodujeran altercados como los que hubo el martes al término de otra multitudinaria manifestación junto al Palacio de Justicia.

Una manifestación que había sorprendido por su magnitud al reunir al menos a 20.000 personas para denunciar el caso de Adama Traoré, un joven negro que murió en 2016 con 24 años en una ciudad de la región de París momentos después de ser arrestado por los gendarmes.

La familia de Adama Traoré compara lo que le ocurrió con la trágica detención de George Floyd, ya que también fue objeto de un placaje por los agentes que lo redujeron, para los que pide que sean inculpados y que tengan que sentarse en el banquillo como responsables de su muerte.

La segunda protesta de la capital francesa este sábado en el Campo de Marte contó con más participantes que la primera junto a la Concordia, y en su mayoría eran también jóvenes.

INCIDENTES PUNTUALES

Fuera de París, se organizaron marchas contra la violencia policial y contra las discriminaciones raciales, y en particular de los negros, en ciudades como Rennes, Burdeos, Nancy, Poitiers o Limoges.

Lille fue una de las pocas ciudades donde se registraron disturbios al término de la concentración en torno a la plaza de la República cuando grupos de manifestantes lanzaron piedras y otros objetos contra los antidisturbios, que respondieron con gases lacrimógenos.

También hubo algunos momentos de tensión con las fuerzas del orden en Nantes, donde al menos una persona fue detenida.

Lyon fue un caso particular ya que allí la prefectura no prohibió la marcha, que se desarrolló sin incidentes por un recorrido en el centro de la ciudad que salió de la plaza Bellecour.

(c) Agencia EFE