Los vikingos no vivían entre hielo y nieve, vivieron un calentamiento climático

¿Qué imagen te viene a la mente cuando te hablan de los vikingos? Seguramente hombres y mujeres fieros y de una gran fortaleza. Seguramente piensas en ellos viviendo en páramos helados o navegando en frías aguas. Pero ahora, un nuevo estudio publicado en la revista Geology asegura que no vivían en condiciones tan extremas como podríamos esperar. Por ejemplo, en Groenlandia donde emigraron desde Islandia, la temperatura rondaba los diez grados centígrados la mayoría del año. No es como para ir a la playa pero no está mal.

El análisis lo ha realizado un equipo de la Universidad Northwestern en Chicago, Estados Unidos. Han establecido cómo se han desarrollado las temperaturas y el clima en general en el sur de Groenlandia los últimos 3.000 años. Durante lo que se considera la época dorada vikinga, entre el 985 y 1450, la zona era relativamente cálida en comparación con otros momentos históricos.

Se han recuperado sedimentos del lago más cercano a los asentamientos vikingos del sur de Groenlandia, cerca de Narsaq. En cada capa de tierra que se ha recogido se encuentran datos con los que establecer el clima de distintas edades geológicas. Se analizaron distintas moscas encontradas en los sedimentos, llamadas quironómidos, y el oxígeno atrapado en sus esqueletos.

El equipo de expertos reconstruyó de esta manera el cambio vivido en el clima durante cientos de años y que afectó a las comunidades establecidas en la zona en la época medieval donde llegaron a vivir 4.000 vikingos. Este nuevo estudio contradice a otros que defienden que en la época gloriosa de los vikingos los glaciares estaban creciendo y por lo tanto la temperatura ambiente era más fría.

Los investigadores de Northwestern esperaban encontrar evidencias de los mismo pero han quedado sorprendidos con el resultado de sus análisis y que sugieren que esta tendencia al enfriamiento se vio interrumpida por un breve periodo cálido: aproximadamente 1,5ºC más caluroso que en los siglos precedentes y posteriores. De hecho, la vuelta del frío pudo ser la causa de que los vikingos dejasen Groenlandia.