La tripa de este niño de nueva años no para de crecer

Aneet Ur Rehman, de nueve años y procedente de Karachi, en Paquistán, sufre de una rara enfermedad que ha hecho que su estómago crezca sin control. Se trata del Budd-Chiari, un raro síndrome que bloquea las venas que deberían encargarse de drenar su hígado.

El pequeño ha dejado de asistir al colegio. Necesitaría un trasplante de hígado, pero hay una larga lista de espera en la sanidad pública y su familia no puede afrontar los cerca de 46.000 dólares que cuesta la operación en un hospital privado. Están pidiendo donaciones y subvenciones públicas.

Aneet nació sano pero comenzó a quejarse de dolor abdominal hace unos años. Comenzaron a notar que su tripa estaba algo hinchada, pero nada fuera de lo normal. La inflamación comenzó a ser extrema el año pasado. Ya casi no puede andar ni dormir. Pasa todo el día en casa y grita de dolor si algo le toca el abdomen. Sus padres le han llevado a distintos médicos, le drenan el fluido acumulado cada mes pero no está mejorando.

Existe otra forma de tratar su dolencia, a parte del trasplante, es la Derivación portosistémica intrahepática transyugular. Se realiza una pequeña incisión en el cuello para tener acceso a la yugular interna derecha en la cual se introduce una aguja con una sonda flexible (catéter), en su extremo hay un stent de malla metálica y un balón. El médico guía el catéter hasta la vena hepática y se coloca un stent. Pero este tratamiento no se realiza en su lugar de residencia.