De la noche al día: inaudito cambio de cuerpo que llevó a este hombre a Men’s Health

Cuando era niño, Kyle solía ser objeto de burlas y bromas. Siempre tuvo sobrepeso y también siempre intentó tomarlo con sentido del humor. Él mismo relata que eso le llevó a la complacencia con estar gordo cuando se fue haciendo más mayor.

Sin embargo, hoy es protagonista de la prestigiosa revista Men’s Health, tras perder 200 libras, es decir, más de 90 kilos.

Kyle tiene ahora una vida nueva en torno al fitness y una dieta equilibrada y saludable. Y eso que hace menos de 4 años llegó a pesar 180 kilos. Tras un accidente que apunto estuvo de costarle poder volver a caminar, Kyle se refugió en la comida. Comía de manera compulsiva, postrado en un sofá del que no se podía levantar debido a la lesión de columna que le ocasionó la fractura de una vértebra. “Yo era un bulto inmóvil de 180 kilos”… en palabras de él mismo a Men’s Health.

En 2015 decidió cambiar su vida para siempre. Comenzó por la dieta, deshechando todo consumo de comida rápida y sobretodo cortando su mayor vicio: el azúcar, del cual reconoce haber sido adicto. Comenzó a comer verduras y proteínas, y en tan solo una semana perdió sus primeros 6 kilos.

Cuando al fin se recuperó fisícamente del accidente, comenzó a ejercitarse de manera regular, y siguió perdiendo más y más peso. Tras una operación quirúrjica para remover toda la piel sobramente, hoy Kyle luce una figura que muchos envidian.

Se entrena entre 5 y 6 días a la semana, durante una hora y media. Continúa una estricta dieta y persigue su sueño de convertirse en entrenador personal y poder así ayudar a otros que han vivido su misma experiencia.

Como pueden ver… No hay excusas. La historia de Kyle es un ejemplo perfecto de cómo la perseverencia y la dedicación hacen que podamos conseguir lo que nos propongamos.