La infatigable Nueva York se echa una siesta

Incluso en la ciudad que nunca duerme, sus estresados habitantes necesitan recargar baterías. Pero en vez de optar por un espresso o bebidas energéticas, cada vez más neoyorquinos eligen dormir una breve siesta en horario de trabajo. VERSION SUBTITULADA