La hazaña de un pingüino que recorrió 2.500 kilómetros nadando entre Nueva Zelanda y Australia

El pequeño pingüino de Fiordland es una especie endémica con una población de entre 4.000 y 5.600 ejemplares que vive en la costa de Fiordland, en la esquina sur-occidental de la Isla Sur de Nueva Zelanda.

La presencia de este pingüino en las costas australianas es muy poco frecuente, aunque con el paso de los años se han ido avistando algunos ejemplares por causas que todavía se desconocen.

Pues bien, la unidad de respuesta marina de Australia ha rescatado este verano un pingüino de Fiordland en las rocas del litoral de Kennett, a unos 170 kilómetros al oeste del Melbourne.

Se trata de una hembra que, en el momento del rescate, pesaba menos de 3 kilos y que estaba completamente exhausta y desnutrida tras haber cruzado a nado los 2.500 kilómetros que separan la costa neozelandesa de Fiordland de la Australiana.

El animal estaba solo, lo que hace pensar que emprendió el largo viaje en solitario con los riesgos que ello comporta. Todo ello convierte esta historia en una auténtica proeza y en un ejemplo de supervivencia.

El pingüino se ha recuperado durante los últimos meses en el zoológico de Melbourne, donde inicialmente fue atendido de urgencia para recuperar líquidos y nutrientes.

Posteriormente, el animal volvió a ingerir sólidos hasta recuperar el peso correcto para esta especie, unos 3,5 kilos. Una vez recuperado, sus cuidadores han decidido liberarlo en la zona de los Parques Naturales de Phillip Island.