La ciencia descubre la mejor manera de dar una mala noticia

A nadie le gusta recibir malas noticias y darlas es siempre complicado. Ahora, la ciencia viene en nuestra ayuda para aconsejarnos sobre la mejor manera de afrontar el momento de decirle a alguien lo que no quiere escuchar. Según un estudio de la Universidad Brigham Young, en EE.UU. la mejor manera de hacerlo es sin rodeos. En estos casos ser directo, que no despiadado, es algo bueno.