Grita de emoción al ver a su padre Guardia Civil desde la terraza después de tres semanas: “Papi, te quiero”

Son muchos los hombres y mujeres que continúan en primera línea luchando contra el coronavirus después de tres semanas del estado alarma decretado por el Gobierno. Se trata de personal sanitario, de miembros de los equipos de emergencias o de agentes policiales sometidos a un fuerte desgaste físico y emocional. Es el caso de Alberto, un Guardia Civil que reside en la localidad valenciana de Gandía y que lleva ya más de tres semanas patrullando por las calles del municipio para velar por la seguridad de los ciudadanos durante esta crisis sanitaria. El agente ha decido pasar todo el periodo de cuarentena fuera de casa para proteger a su mujer y a sus dos hijos de un posible contagio, ya que él está muy expuesto al virus. Pero Alberto ha hecho un alto en una de sus largas jornadas laborales para dar una sorpresa a sus pequeños y aprovechar para verlos personalmente desde la distancia. En unas imágenes compartidas por la Guardia Civil en su cuenta de Twitter se puede ver un coche del cuerpo con las luces puestas y la sirena encendida circulando por una calle y deteniéndose frente a un edificio de viviendas. Alberto baja del coche con una mascarilla puesta y desde uno de los balcones se escucha a un niño gritar: “Papa, te quiero”. Se trata de uno de los dos hijos de Alberto que sigue la escena desde la terraza de su casa y saluda a su padre de esta manera tan tierna al verlo en persona. La escena se vuelve especialmente conmovedora cuando se escucha la voz de otro de los niños exclamando “papa, no te vayas”, mientras el coche patrulla se aleja por la avenida. Se trata de una escena cargada de emotividad que se ha hecho viral en las redes sociales con más de 300.000 reproducciones y centenares de mensajes dirigidos a Alberto por su labor durante todos estos días y de apoyo a sus familiares.