En Bolivia le recuerdan a Evo Morales que no debe hacer política desde Argentina

La Paz, 13 dic (EFE).- Las advertencias a Evo Morales de no hacer política desde su refugio político en Argentina se han reiterado este viernes por parte del Gobierno interino de Bolivia, tras las últimas publicaciones que hizo en Twitter.

"Él (Morales) estaría absolutamente prohibido, inhibido, de emitir opinión política contra el país que supuestamente lo persigue", aseguró la ministra de Exteriores interina de Bolivia, Karen Longaric, en una rueda de prensa en La Paz.

Morales publicó varios mensajes en Twitter contra el Gobierno interino de la presidenta Jeanine Áñez, acusándole de la supuesta venta de empresas nacionales y denunciando una vuelta "al pasado" mediante la "privatización" de bienes públicos a favor de trasnacionales.

Consultada sobre estas publicaciones, la canciller boliviana se limitó a decir que el trámite de refugio que inició Morales en Argentina "tiene muchas más restricciones" que las de asilo que solicitó para su estadía en México en cuanto a la acción política.

Longaric precisó que si se dan acciones que afecten a la situación interna de Bolivia y su soberanía en las que esté inmerso Morales junto algunos "sectores radicales de la izquierda argentina" que lo apoyan, se harán "conocer" a la Cancillería de ese país.

El Gobierno de Alberto Fernández, quien asumió el pasado martes la Presidencia de Argentina, aceptó a Morales al considerarlo un "perseguido", pero con la condición de que no haga declaraciones políticas desde ese país.

El nuevo canciller argentino, Felipe Solá, dijo este jueves que el exmandatario boliviano será "libre de moverse" durante su estancia en Argentina y defendió la situación de refugio al considerar que el Gobierno "de facto" de Áñez no le da garantías para su regreso a Bolivia.

Sobre este punto, el ministro interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, recordó que de momento no existe orden de apremio contra Morales y que "nadie lo puede molestar ni incomodar" si decide retornar a su país.

Con respecto a la decisión de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), de nombrarle jefe de campaña en las elecciones del próximo año, Murillo precisó que deberá hacer campaña "calladito" por su condición de refugiado en Argentina.

El traslado de Morales desde México a Argentina obedece a su intención de estar más cerca de Bolivia y mediante ello tener mayor contacto con los dirigentes de su partido de cara a las elecciones generales del año próximo, todavía sin fecha.

El ministro Murillo confirmó el viaje de algunos líderes sociales afines a Morales hacia Argentina, entre ellos el cocalero Andrónico Rodríguez, cuyo nombre figura entre los posibles candidatos a la Presidencia del MAS.

Morales, que abandonó su país el pasado 11 de noviembre, denunciado un golpe de Estado para derrocarlo, llegó el jueves al aeropuerto internacional bonaerense de Ezeiza procedente de Cuba, donde estaba desde la semana pasada al parecer para un tratamiento médico.

El Gobierno interino de Bolivia presentó contra él una denuncia en la fiscalía en La Paz por delitos como terrorismo, al acusarle de incitar a la violencia contra el Ejecutivo provisional de Áñez desde su asilo en México.

(c) Agencia EFE