El tobogán urbano más grande de España se convierte en un problema y dura solo 24 horas abierto

Lo que tenía que ser una herramienta para ayudar a los vecinos y turistas de Estepona a moverse por una de las zonas de más difícil acceso de la localidad se ha acabado convirtiendo en una pesadilla.

El ayuntamiento de este municipio malagueño puso a disposición de los habitantes y visitantes un tobogán de 38 metros para sortear el desnivel de terreno existente entre dos de sus calles, Sofía y Eslovaquia.

Pues bien, tan solo 24 horas después de la apertura, el consistorio se ha visto obligado a clausurarlo preventivamente por los numerosos daños y caídas que han sufrido los primeros usuarios.

La estructura es semicircular, tiene una pendiente de entre 32 y 34 grados y está considerado el tobogán urbano más grande de España.

El nuevo equipamiento había generado una gran expectación. Prueba de ello son la multitud de vídeos y de fotografías que desde hace horas corren por las redes sociales.

Unas imágenes que lejos de mostrar lo que tenía que ser una solución para el municipio han puesto de relieve los riesgos que comportaba.

Tampoco han faltado los memes y las mofas de los usuarios de plataformas como Twitter o Facebook en las que se pueden leer mensajes como: “viva el tobogán esteponero, el que te rasca el culo entero” o “estupenda idea, los dentistas frotándose las manos”.

A pesar de que la empresa instaladora había certificado y homologado la seguridad de la estructura, el Ayuntamiento de Estepona está estudiando medidas alternativas para evitar daños y accidentes.