El tiempo pasa y las copas de vino aumentan su tamaño

Se dice que la parte del mundo donde se toma más vino es El Vaticano con un promedio de 54,26 litros por persona al año. Las cifras, estudios e investigaciones son variadas y recurrentes en torno a esta bebida, sin embargo, una publicación de la Universidad de Cambridge en Reino Unido da nuevos enfoques a los objetos de estudio, concluyendo que las copas de vino han aumentado el tamaño con el paso de los años.

Los expertos indican que desde la década de los 90’s se han duplicado los tamaños y no en vano evidencian un crecimiento histórico estableciendo la comparación con copas que en el siglo XVIII no superaban los 66 mililitros de capacidad.

Conocedores de cristalería antigua por su parte, se dieron a la tarea de tomar la medida de 441 copas que datan desde el año 1700 hasta nuestros días, teniendo interesantes hallazgos como vasos con capacidad de hasta 860 mililitros, el equivalente a una botella entera.

La razón para tal incremento en los últimos 300 años encuentra su origen en variaciones a nivel económico, legislativo y social, por lo que las mejoras en la capacidad de comercialización, asequibilidad, uso de tecnologías y estrategias de mercadeo, abrieron campo a consumidores que profundizando en las propiedades de la bebida demandaron calidad y cantidad.

A este panorama se suman investigaciones que sostienen, por ejemplo, que el vino se disfruta más si es en copa grande o que el tamaño incentiva al cerebro a beber con mayor rapidez. En cualquiera de los casos la gran conclusión apunta a que, si quisiéramos cambiar normas sociales de incrementar el consumo en el hogar y no en lugares públicos, podríamos empezar por limitar el tamaño de las copas en establecimientos comercializadores.

¡Salud por el tiempo!

Inicialmente el aumento en la capacidad de las copas era cada 100 años, pero la década de los 90’s marcó un antes y después en los hábitos de consumo. Dale un ojo a esta línea cronológica:

Año 1700: 66 ml

Año 1800: 100 ml

Año 1900: 160 ml

Año 2000: 300 ml

Año 2017: 449 ml

En resumidas cuentas, solo esperamos que sigan existiendo buenas razones y grandes ocasiones para brindar una y otra vez.