El primer avión comercial del mundo totalmente eléctrico consigue completar un vuelo de 15 minutos

El avión es uno de los medios de transporte más perjudiciales para el medioambiente por la gran cantidad de dióxido de carbono que emite. Cada aeronave expulsa hasta 285 gramos de CO2 por pasajero por kilómetro recorrido, según datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente.

Por este motivo, los actores de la industria aeronáutica tratan de encontrar fórmulas menos contaminantes como el combustible verde o los aviones eléctricos.

Pues bien, recientemente se ha dado un paso más en esta línea que puede poner fin a las emisiones contaminantes después de que el primer avión comercial totalmente eléctrico haya completado un vuelo de prueba de 15 minutos.

Se trata de un aparato de la compañía Harbour Air con un motor eléctrico y libre de emisiones desarrollado por MagniX. Harbour Air es una aerolínea con una flota de 40 hidroaviones que realiza vuelos entre Vancouver, la estación de esquí de Whistler y las islas cercanas.

La aeronave que realizó el vuelo de prueba era un hidroavión DHC-2 que pilotó el fundador y director de Harbour Air, Greg McDougall. El aparato partió del río Fraser, cercano al aeropuerto internacional de Vancouver, e hizo un recorrido de 15 minutos siguiendo el cauce del mismo.

Pero esta compañía aérea tendrá que esperar todavía un par de años antes de electrificar toda su flota ya que el nuevo motor requiere más pruebas hasta conseguir la certificación de los órganos reguladores.

Uno de los mayores problemas con los que se encuentra este sistema es la autonomía de las baterías de litio, ya que un avión como el que ha hecho la prueba tiene capacidad para hacer rutas cortas, de 160 kilómetros como máximo.