El incómodo experimento que prueba el infierno de los mosquitos

Este experimento prueba algo que nos interesa mucho a todos: ¿Son realmente efectivos los repelentes anti mosquitos?

Un hombre introdujo su mano en una urna llena de esos insectos. La primera vez lo hizo sin untarse el repelente y los mosquitos le invadieron En la segunda, lo hizo embadurnado de la crema y la cosa cambió. Su mano estaba impoluta.

La valiente demostración es inequívoca aunque poca gente hubiera optado por formar parte de un experimento de lo más incómodo.