El hallazgo que cambiará la vida de muchos varones con disfunción eréctil

La disfunción eréctil es una de las mayores pesadillas de los varones. Se trata de una falla sexual mucho más común de lo que pensamos y que se localiza de manera rápida: cuando se tiene dificultades para lograr o mantener una erección.

El tema es en la mayoría de los casos un asunto tabú que cuesta reconocer pero que mina la autoestima de los que lo sufren. Históricamente, a la disfunción eréctil se la relaciona con la edad, la diabetes, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares, pero un hallazgo revolucionario le ha dado un giro a este tipo de prognosis.

La publicación, ‘Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America’ (PNAS), divulgó los resultados de un estudio realizado a 36,649 personas en el que se determinó que la disfunción eréctil tiene que ver también con una variación genética. Los hombres con una copia de esta variante tienen 26% más de riesgo de tener problemas de erección que el promedio de la población. Los que tienen dos copias de la misma cuentan con un riesgo un 59% mayor.

Los resultados son de vital importancia debido a que este descubrimiento en la inmensa cadena del ADN permitirá desarrollar medicamentos específicos que hasta el momento no se habían llevado a cabo. Eso ayudará a que un tercio de los casos de disfunción eréctil sean tratados con mayor exactitud, ya que ésa es la cifra de casos que tienen que ver con variaciones genéticas. Hasta la fecha, muchísimos varones no tenían resultados con los medicamentos comunes, algo que afortunadamente, cambiará para la mitad de las personas diagnosticadas.

Uno de cada cuatro estadounidenses sufren problemas de erección y en 2015, seis millones de mexicanos tenían este tipo de disfunción, aunque se piensa que la cifra sería mayor debido al miedo a hablar sobre el asunto con los médicos.