El ejemplo de honradez del que deberían tomar nota en el mundo del fútbol

¿Imaginan una liga de fútbol en la que los jugadores no destacan por su calidad sino por su honradez? No se trata de la Premier League de Inglaterra, ni de La Liga española, es LaLiga Genuine Santander, una competición compuesta por jugadores con discapacidad intelectual y un honestidad brutal.

El que los futbolistas reconozcan que algunas jugadas pitadas a su favor no fueron falta es una constante con la que se enfrentan los árbitros continuamente. Éstos Los colegiados alucinan con la constante honradez y afirman no haber experimentado una situación similar en sus carreras.

La segunda temporada de LaLiga Genuine arrancó el 17 de noviembre en Tarragona, España, con el doble de equipos que en la primera edición. Duró todo el fin de semana donde participaron 500 jóvenes de ambos sexos, 120 técnicos y centenares de aficionados.

Se trató de un éxito, según la organización y fue catalogada como un ejemplo de responsabilidad social e integración.