¿El celular agrava o erradica el problema del lenguaje en jóvenes mexicanos?

La relación entre dispositivos móviles, tabletas y computadoras con los niños y adolescentes (por no hablar de los adultos) es complicada. No es fácil encontrar el balance en su utilización y mientras muchos padres padres exponen a sus hijos demasiado a las nuevas tecnologías, otros ponen límites bien marcados.

Es difícil encontrar el término medio en una generación tecnológica convertida en un arma de doble filo. Sin embargo, recientes datos indican efectos positivos en su utilización.

La agencia especializada en educación, Kumon, reveló que el 75% de los adolescentes mexicanos usan este tipo de dispositivos para leer artículos e incluso libros. Otra franquicia, el Pew Research Center, recalcó que los jóvenes entre seis y 17 años dedican mucho tiempo delante de las pantallas electrónicas y es ahí donde realizan la mayoría de las lectura.

Las preocupantes cifras en educación desprendidas por Kumon indican que en México, uno de cada 10 alumnos de primaria o de niveles tanto medio como superior cuentan con deficiencias en el lenguaje y la comunicación. Los problemas más comunes son la baja comprensión en la lectura de textos y las carencias a la hora de comunicarse en público.