Detenidos en Irán por hacer una pedida de mano en público

Un joven sorprendió a su novia con una pedida de mano en un centro comercial de la localidad de Arak en Irán. La chica no sabía nada y emocionada, miraba a su novio mientras que se arrodillaba y le pedía matrimonio. Numerosas personas compartieron el vídeo en redes sociales y ahí comenzó el problema de la pareja. Se trata de un vídeo muy breve en el que el joven aparece arrodillado y la futura novia de pie dentro de un corazón formado por pétalos de rosa. Cuando ella accede los presentes vitorean y se escuchan risas y aplausos.

Pero las autoridades del país fueron alertadas porque este tipo de comportamientos son catalogado como obscenos y denigrantes para la cultura islámica. Según la policía, en la legislación iraní está contemplado que estos sucesos ponen en peligro la moral pública. Los dos jóvenes fueron arrestados y presentados ante la autoridad judicial, informaron los medios locales. Horas más tarde fueron puestos en libertad bajo fianza hasta que un juez emita un fallo final sobre su situación jurídica.

Se considera que esta pedida de mano es consecuencia de la influencia de la cultura occidental y por lo tanto inapropiada. La agencia semioficial Fars citó al vicedirector de la policía local, Mahmud Jalayi, explicando que los felices recién prometidos habían sido arrestados por "ultrajar la decencia pública bajo influencia de la cultura degenerada occidental"

Mustafa Nuruzi, otro mando policial en Arak, declaró al periódico local Sharvand que era inaceptable para la precoz pareja "hacer cuanto sea común en otros sitios del mundo sin tener en cuenta las costumbres, cultura y religión" de Irán. "El crimen es muy claro" y el arresto "no necesita explicación", sentenció el funcionario.